Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"La mujer es la conexión de todo"

Julião Sarmento reúne en el CAC Málaga sus últimos 10 años de producción

"Es una parte de mi vida". Satisfecho y sorprendido, así se mostró ayer el artista portugués Julião Sarmento (Lisboa, 1948) ante el montaje que el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC) ha hecho con las obras que recorren sus últimos 10 años de producción artística, que incluye pinturas y dibujos semifigurativos y minimalistas, esculturas, vídeos y collages.

Considerado como el artista contemporáneo portugués de mayor reconocimiento internacional, la retrospectiva Julião Sarmento 2000-2010, que se puede visitar hasta el próximo 6 de marzo, descubre la etapa más prolífica de este artista ecléctico en lo que a recursos técnicos se refiere.

A través de su obra, Sarmento se descubre como un artista conceptual que sugiere más que muestra, que insinúa más que evidencia. Detrás de cada obra se encuentran las obsesiones de un individuo que de manera constante se interroga sobre el placer, el tiempo, el deseo, la ausencia y la palabra, invitando al espectador a que sea él mismo el que dé respuesta a todas estas cuestiones.

El artista portugués se interroga en su obra sobre el deseo, el tiempo y el placer

La exposición está llena de referencias literarias y cinematográficas

"Mi obra esconde pensamiento y decisiones intelectuales", explicó Sarmento. "Pretende conseguir un resultado que de alguna manera cambie la percepción de la persona que lo ve, porque si no fuera así, sería irrelevante", añadió el artista.

Sarmento recurre al lenguaje, a la literatura y al cine -herramientas fundamentales en la obra del portugués y a través de las cuales llegó al arte-. En su discurso artístico incorpora con frecuencia citas o alusiones que adquieren el carácter de imágenes. Referencias más o menos explícitas en inglés, latín o portugués a Bataille, Borges, Joyce, Flaubert, Pessoa, Foucault y expresiones propias (Bukowski, 2008, Slowly Dying, 2005 o Under My Breasts, 2005) atraviesan de manera recurrente su trabajo, frases sacadas de su contexto de forma intencionada para dejar en manos del espectador el esfuerzo de encontrarles un sentido diferente.

"Soy un artista que trabaja con ideas y la pintura, la escultura, la instalación, el vídeo, el dibujo, el cine, el sonido... son solo vehículos e instrumentos para traducir una idea", resaltó Sarmento.

Junto a esas herramientas, existe otro báculo sobre el que apoya gran parte de su creación: la mujer. "Para empezar a trabajar necesito un leitmotiv, algo que provoque, un estímulo, y la mujer es una manera de unirlo todo, es la conexión de todo", indicó Sarmento sobre el papel de la mujer en su obra, a la que muestra a través de siluetas monocromáticas y líneas depuradas, y a la que envuelve en un halo de misterio que suscita cierto morbo (Women's Physical Contact, 2002, o Even Though, 2004).

También actrices internacionales, cánones de belleza, sensualidad y magnetismo aparecen en una serie de collages realizados en 2006 (Veronica Lake en Janet o Lauren Bacall en Nora) como exponentes del significado de su obra, pues conjugan imagen y texto, esto es, fotogramas de sus películas y la última frase que ellas pronunciaron en los filmes.

El director del CAC Málaga, Fernando Francés, definió a Sarmento -uno de los pocos creadores portugueses que ha expuesto en el MoMA y el Guggenheim de Nueva York, en el George Pompidou de Paris o en la Bienal de Venecia- como "un artista absolutamente atípico que se presenta como pintor y también como artista conceptual".

Francés destacó que "las sensaciones y las emociones no se quedan solo en el uso de la pintura, sino que se convierten en el tema de referencia de su trabajo, sobre todo de esta última década".

Las obras de Sarmento pueden encontrarse en prestigiosos centros de todo el mundo. Forman parte de colecciones de centros como el Muhka de Bélgica, la Galería de Arte Moderno de Bolonia o el Museo Hara de Arte Contemporáneo de Tokio. La exposición de Málaga supone una ocasión inmejorable de acercarse a su arte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de diciembre de 2010