Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cerebro del 'caso Poniente' se incorpora al Ayuntamiento de El Ejido

José Alemán Bracho, ex interventor municipal y considerado cerebro de la presunta trama sobre corrupción municipal en El Ejido, el llamado caso Poniente, se reincorporó ayer a su trabajo en el Ayuntamiento. Alemán, en libertad provisional desde el 29 de julio con una fianza de 600.000 euros, ha sido destinado al Centro de Iniciativas Empresariales (CIE), organismo autónomo adscrito a la concejalía de Comercio y creado para el asesoramiento al sector empresarial.

Durante 20 años fue el interventor municipal, desde donde que presuntamente desvió dinero municipal para enriqueciendo su propio capital, el de socios empresarios, familiares y amigos. Tras su entrada en prisión en octubre de 2009, acusado de cinco delitos (cohecho, malversación de caudales, blanqueo, falsedad en documento mercantil y tráfico de influencias) mantuvo el puesto de jefe del área de Hacienda y Contratación por el que percibía un sueldo anual de 72.000 euros. Las pagas extras y de productividad las siguió cobrando durante los nueve meses que permaneció en prisión.

El alcalde, Juan Enciso (PAL), también imputado en el caso Poniente, ha decidido que Alemán cambie su ocupación laboral. También la ubicación. Antes de que se abriera el caso, su despacho estaba situado junto a la zona de alcaldía y ahora se encuentra en un edificio anexo al Ayuntamiento, suelo que sí pisa su esposa, Isabel Carrasco, funcionaria del área de Hacienda e imputada en el caso.

La juez instructora, Montserrat Peña, ha prorrogado un mes más el secreto sobre dicho sumario del que se conoce tan sólo una pequeña parte tras su levantamiento parcial a comienzos de año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de diciembre de 2010