Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide tres años de cárcel por pegar a una profesora

La Fiscalía de Granada elevó ayer de dos años y tres meses a tres años su petición de cárcel para la madre juzgada por agredir a la maestra de su hijo, tras enterarse de que la docente le prohibió comerse el bocadillo durante el recreo. Las acusaciones pública y particular atribuyen a Estefanía C.F. un delito de atentado y una falta de lesiones por esta agresión que tuvo lugar el pasado 18 de noviembre en el Colegio de Educación Infantil y Primaria Federico García Lorca de la localidad de Fuente Vaqueros en presencia de más de una veintena de niños de cinco años.

Durante el juicio rápido, celebrado ayer el Juzgado de lo Penal 1 Granada, la acusada ha admitido haber golpeado a la víctima, si bien ha asegurado que desconocía que fuera la maestra de su hijo, aunque sabía que su tutora habitual estaba de baja.

Estefanía C.F. ha relatado que, el día de los hechos, irrumpió en clase para preguntar quién había impedido a su hijo comerse su merienda y que la agredida le manifestó que había sido ella. "Se puso muy chula y me dijo que yo no mandaba allí", ha señalado la imputada, que ha tratado de justificar su agresión a la docente, a la que cogió del pelo y zarandeó contra la pizarra, y ha añadido que previamente la maestra la había cogido del brazo, le había hecho daño y que tuvo que "defenderse".

La defensa de Estefanía alegó que no se puede calificar de atentado lo ocurrido puesto que la madre desconocía la condición de profesora de la agredida y, por tanto, no pudo menoscabar su autoridad

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 2010