Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batasuna rechaza la violencia y anuncia nuevo proyecto bajo la Ley de Partidos

Los radicales dicen que utilizarán "vías exclusivamente políticas y democráticas"

La izquierda abertzale radical anunció ayer que próximamente iniciará los trámites para "la legalización" de un nuevo "proyecto político", es decir, un nuevo partido que "rechazará" la violencia y acatará la Ley de Partidos, a pesar de su carácter "antidemocrático y su utilización política y arbitraria". Así, con la declaración de estos nuevos principios, Batasuna da un paso más en su intento por estar presente en las próximas elecciones municipales y forales de mayo de 2011 aunque, de nuevo, sin condenar explícitamente el terrorismo de ETA. De hecho, en el extenso documento presentado en Pamplona no se nombra a la banda armada en ningún momento.

Las bases del nuevo partido se dieron a conocer en un céntrico hotel de la capital navarra en el transcurso de un acto en el que no se permitió realizar preguntas. Allí estuvieron presentes unos 300 representantes de la izquierda abertzale, entre ellos el ex miembro de la Mesa Nacional de Batasuna Rufi Etxeberria y la alcaldesa de Hernani, Marian Beitialarrangoitia.

EA dice que la nueva fórmula se aleja de "chanchullos o triquiñuelas"

Ambos fueron los encargados de leer, en castellano y euskera, el nuevo documento en el que, por primera vez, se utilizaba la palabra "rechazo" para referirse a la violencia. El término sí había sido defendido por Arnaldo Otegi hace dos semanas durante el juicio celebrado en la Audiencia Nacional.

Sobre este asunto, el documento subraya el compromiso "firme e inequívoco" por las vías exclusivamente políticas y democráticas. Por ello, el nuevo partido "deberá rechazar el uso de la violencia o la amenaza de su utilización para el logro de sus objetivos políticos", sin estar sujeto a variables tácticas o coyunturales. Y añade: "No hay cabida para forma alguna de coacción violenta en la estrategia independentista y socialista de este nuevo proyecto". Además, otro de los principios del partido será la participación de todos sus miembros "en igualdad de condiciones, libre de interferencias, subordinación o condicionamiento alguno".

En su intervención, Etxeberria recalcó que este paso se adopta "ante el nuevo escenario en el que estamos inmersos, y que algunos desean evitar" y que su objetivo es "impulsar un proceso de acumulación de fuerzas independentistas y soberanistas progresistas", para ir "provocando cambios políticos y sociales" por un "Estado vasco y una Euskal Herria unida, independiente, euskaldún y socialista".

Además, una vez terminada la lectura del documento, anunció que, pese a que consideran que la Ley de Partidos es "antidemocrática", los estatutos del nuevo proyecto "se elaborarán en conformidad" con dicha ley y serán presentados "próximamente". Entonces, ya en diciembre, se conocerán también sus siglas, sin esperar a que ETA declare el alto el fuego reclamado por los firmantes de la Declaración de Bruselas.

Con todo, tres semanas después de su propuesta a EA y Aralar para concurrir juntos a las elecciones en Navarra, las reacciones a este nuevo pronunciamiento de Batasuna fueron también diversas. Para EA esta nueva fórmula "está alejada de triquiñuelas o chanchullos", mientras que desde el PNV se mostraron confiados en el compromiso de la izquierda abertzale "por un camino irreversible hacia la política".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de noviembre de 2010