Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta negocia aplazar el impuesto de las bolsas hasta el fin de las rebajas

Martínez Aguayo recuerda que ya hubo una moratoria de seis meses

La Junta está dispuesta a negociar un retraso en la entrada en vigor del impuesto sobre bolsas de plástico de un solo uso, aunque no dará una moratoria de seis meses como piden los comerciantes andaluces. La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, afirmó ayer que la Junta se encuentra negociando con el sector el reglamento que desarrollará el decreto ley, pero recordó que la Junta ya aplazó la entrada en vigor del mismo con una moratoria para este impuesto hasta el 1 de enero, dado que la idea inicial era que el impuesto entrara en vigor cuando se aprobó el decreto, el pasado julio.

"A petición de los comerciantes ya se hizo una moratoria de seis meses", dijo ayer Carmen Martínez Aguayo, que añadió: "El reglamento saldrá, sin ninguna duda, negociado con ellos". Fuentes de la Junta han indicado que la entrada en vigor "no es un problema", y que si hay que aplazar unos días la entrada en vigor del decreto por la temporada de Navidad y las rebajas "se negociará".

El impuesto sobre las bolsas de plástico de un solo uso será repercutido por los comercios sobre los clientes, por un importe de cinco céntimos por cada bolsa suministrada para el transporte de las compras realizadas. No obstante, quedan excluidos de este impuesto las bolsas usadas exclusivamente para contener pescado fresco y sus derivados frescos; carne fresca y sus derivados frescos; frutas y hortalizas; alimentos cocinados fríos y calientes; alimentos congelados; así como las bolsas de plástico diseñadas para su reutilización y las biodegradables. La Junta pretende ingresar 45,4 millones en 2011 por este impuesto.

Martínez Aguayo insistió ayer en que el impuesto no tiene afán recaudatorio sino que persigue la desaparición de las bolsas de plástico, por lo que si éstas desaparecen "no hay impuesto que cobrar ni que pagar", afirmó.

Por otro lado, ayer fue aprobado la ley de medidas fiscales para la reducción del déficit público y para la sostenibilidad, donde está incluido este impuesto sobre las bolsas de plástico. Las medidas fiscales, que supondrán unos ingresos para las arcas andaluzas de entre 900 y 1.200 millones de euros en el periodo 2010-2013, fueron aprobadas con el apoyo del PSOE y, parcialmente, de IU. El PP votó en contra.

Durante el debate parlamentario, el diputado popular Enrique Fernández de Moya afirmó que los impuestos aprobados no eran "medioambientales", sino "meramente recaudatorios", a lo que el socialista Juan Antonio Cebrián le respondió que impuestos incluidos en la ley como el del céntimo sanitario fue puesto en marcha por el Gobierno del PP en 2001.

Por su parte, Pedro Vaquero, de IU, dijo que la ley da "una de cal y otra de arena", de ahí su voto favorable a una parte de la ley y su oposición a otra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de noviembre de 2010