Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mirada más cándida de la Justicia

La consejería muestra el entramado judicial a los alumnos de Secundaria

Una veintena de adolescentes rompieron ayer el rutinario trajín que cada día soportan los juzgados de Barakaldo. No estaban acusados, ni imputados, ni siquiera iban a prestar declaración como demandantes o testigos. Pero sí fueron los protagonistas de un juicio. Alumnos de cuarto de la ESO del colegio bilbaíno de Begoñazpi presenciaron en directo un pleito, como público, dentro del programa didáctico impulsado por la consejería de Justicia para promover el sistema judicial en el ámbito educativo. Más de 65.000 escolares vascos han tomado parte ya en la iniciativa desde que se implantó hace una década.

Tras una breve explicación teórica sobre el papel de las distintas jurisdicciones y el desarrollo de los juicios, los jóvenes estudiantes pudieron comprobar su aplicación práctica en un caso real. Concretamente, el robo cometido en una pastelería en 2007. La juez fue la encargada de repasar los hechos constitutivos de delito y de recordar las penas que para el acusado solicitaba la fiscal: dos años de prisión y una indemnización de casi 600 euros por los daños ocasionados. La expectación crecía entre el novel auditorio, ansioso por poner cara al acusado.

El ladrón no llegó a prestar declaración. Su abogada acordó con la fiscal la rebaja de la pena. Entonces sí entró en la sala de vistas para acatar la sentencia. Los gestos de asombro se apoderaron de los jóvenes estudiantes. El acusado tenía solo 22 años, apenas siete más que ellos, pero entre sus antecedentes pesaban ya diez causas que le habían llevado a la cárcel. "Según los cálculos que hemos hecho, empezó a delinquir con nuestra edad", indicó Naiara Anasagasti, una de las alumnas, impresionada aún tras la conclusión del juicio.

La lección fue doble. Los jóvenes no conocieron solo el funcionamiento del sistema judicial, sino que de recuerdo se llevaron también un valioso consejo por parte de la magistrada. "Hay gente que no ha tenido tantas oportunidades como vosotros para vivir fuera de la delincuencia. Aprovechad bien esta etapa de estudiantes, porque es la que os va a abrir caminos en la vida", recalcó Cristina De Vicente, ante el silencio que sobrecogió a los alumnos como reflejo de su reflexión.

Tras la consulta de las dudas surgidas en torno a los juicios, como la planteada sobre la condena más dura jamás impuesta, la visita pedagógica se completó con un recorrido guiado por las instalaciones del Palacio de Justicia de Barakaldo. "Es importante mostrar qué se hace aquí y qué función cumple la Justicia", confesó la consejera del ramo, Idoia Mendia, que presidió la jornada. Hasta mayo, cerca de 400 grupos de escolares visitarán las dependencias de los distintos partidos judiciales vascos. Casi 8.000 alumnos, acompañados por 600 profesores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de noviembre de 2010