Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Azkuna saca adelante los presupuestos con 31 enmiendas de la oposición

La cuentas refuerzan así la creación de empleo y la promoción del comercio

El pleno del Ayuntamiento de Bilbao aprobó ayer, con la abstención del PSE y el voto contrario del PP, los presupuestos de 2011, que reducen su cuantía por tercer año consecutivo y se elevan a 498 millones de euros. Las cuentas han sido modificadas después de que el equipo de gobierno -PNV y EB- aceptara 31 enmiendas de la oposición por valor de 544.000 euros. En total, PP y PSE habían presentado en total 146 -101 los populares y 45 los socialistas-, incluida una enmienda del PP a la totalidad, por importe de 23,2 millones. Estos cambios inciden en la promoción del comercio, la creación de empleo, la accesibilidad de la villa, la persecución del fraude en el cobro de ayudas sociales y la prevención del acoso a través de las nuevas tecnologías. Asimismo, se estudiará la construcción de nuevos aparcamientos en superficie y la cubrición de zonas de juegos infantiles.

Oleaga comparó al equipo de gobierno con la "madrastra de Blancanieves"

Pero más allá del contenido de los presupuestos en sí, la sesión plenaria de ayer sirvió para que los grupos pudieran ir abonando el terreno de cara a las próximas elecciones municipales. Así, los ataques, unas veces velados y otras veces más explícitos, entre unos grupos y otros fueron constantes. Como la ironía y el humor, que no faltaron en cada una de las intervenciones. De esta forma, tras dejar claro que las cuentas le parecían "conformistas" y propias "de un gobierno agotado", el portavoz socialista, Txema Oleaga, comparó al equipo de gobierno con la madrastra de Blancanieves, en referencia a los reconocimientos que ha recibido la ciudad e los últimos meses. "Están todo el día mirándose al espejo y preguntándose quién es la más guapa", señaló.

No tardó en responder la portavoz del PNV, Ibone Bengoetxea. "No somos la madrastra, más bien los enanitos, todos los días a trabajar y trabajar". También Julia Madrazo, de EB, se refirió a la comparación y dijo que "no somos los más guapos pero tampoco los más feos, hay más cardos en muchos ayuntamientos". En cualquier caso, Madrazo recalcó el "gran potencial" de los presupuestos que, a su juicio, pondrán a la ciudad en una buena posición de partida.

En esa misma línea, la popular Cristina Ruiz, que calificó la coalición PNV- EB de "extemporánea", recordó que "por muchos premios a la transparencia que nos den, los 25.000 parados de Bilbao no son transparentes". El alcalde intervino al final de la sesión para defender el ajuste presupuestario como un ejercicio de "responsabilidad" y se negó a "hacer, como otros, un discurso de campaña electoral". Asimismo, Bengoetxea recordó que la capital vizcaína es "la primera ciudad importante en aprobar sus cuentas" y señaló que "muchos acabarán el año sin hacerlo".

Ruiz subrayó que se trata de una "cuentas en retroceso para un gobierno en retroceso" y que "destilan el final de una etapa". Para los populares las prioridades no está bien ordenadas y el diagnóstico de la situación no es correcto. Así, el PP consideró que debía haberse dado más impulso al "empleo, la seguridad ciudadana y la austeridad en la administración local". Además consideró insuficiente la aceptación de las 31 enmiendas y vio en ello "casi un gesto de condescendencia" por parte del equipo de gobierno. El PSE, por su parte, entiende que los presupuestos son sólo una "copia" de los pasados y que los barrios "pagan el pato" de los recortes.

A fondo

- El presupuesto de este año es un 0,25% inferior al de 2009.

- Pese a ello, el Consistorio aumenta el capítulo de inversiones un 1,18% -82,3 millones- y no prevé ampliar la deuda el ejercicio entrante.

- Entre los proyectos figuran Zorrozaurre (987.000 euros), la Alhóndiga (10,5 millones) el mercado de La Ribera (2,6), el soterramiento de las vías de Feve en Irala (2,3) y el tranvía de Basurto a La Casilla (1,7).

- El gasto corriente se reduce en un 1,2% por el recorte salarial a los funcionarios y los impuestos se congelan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de noviembre de 2010

Más información