Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Rosalía, feminista en la sombra

El Instituto de la Mujer homenajea a la escritora 125 años después de su muerte

"Porque todavía no les es permitido a las mujeres escribir lo que sienten y lo que saben". En en año 1859, Rosalía de Castro explicaba así uno de los leitmotiv de su obra, y lo hacía en el prólogo de su primera novela, La hija del mar. Ésta es la cita elegida por el Instituto de la Mujer para conmemorar los 125 años transcurridos desde el fallecimiento de la autora de Cantares Gallegos y Follas Novas.

Ayer se inauguraron en Madrid una serie de actos para resaltar la figura de la escritora, prestando especial atención a una faceta suya no demasiado conocida: la de precursora del movimiento feminista. El día 17 de diciembre se celebrará en Santiago un acto semejante, y el programa se completa con la edición de un cartel especial, que ayer forraba las paredes del Instituto de la Mujer con el rostro de Rosalía.

"Es un genio que superó sus circunstancias", afirma Valcárcel

Las participantes en el acto acusan a la Xunta de silenciar la conmemoración

El evento contó con la participación de tres mujeres reconocidas en el ámbito feminista. Dos de ellas son gallegas: la directora del Instituto, Laura Seara, y la política nacionalista y catedrática de Literatura Galega en la Universidade da Coruña Pilar García Negro, autora de varios estudios sobre Rosalía de Castro. También intervino la filósofa, catedrática de la UNED y consejera de Estado Amelia Varcárcel, una de las voces más reconocidas en estudios de género.

Todas coincidieron en la necesidad de resituar a la escritora padronesa en el lugar que se merece, como una de las principales figuras de la literatura gallega y española y una defensora temprana de los derechos de las mujeres. "Todas somos deudoras de Rosalía, ya que reivindicó el papel femenino en un momento muy complicado", explicó Laura Seara.

Pilar García Negro, autora de la definición de Rosalía de Castro como "feminista en la sombra", explicó que la preocupación por las mujeres constituyó un "principio organizador" de su obra. La catedrática apuntó que esa implicación fue constante a lo largo de su trayectoria, pero destacó especialmente su obra Las literatas (1865), donde Rosalía se defiende de las acusaciones aclarando que es ella misma quien escribe sus obras, y no su marido, Manuel Murguía.

García Negro acaba de publicar un estudio titulado O clamor da rebeldía. O nacemento do ensaio na literatura galega contemporánea, simultáneo ao nacemento da conciencia de xénero: análise e interpretación de textos rosalianos, que ha recibido el premio Vicente Risco de Ensaio 2010. Además de la referencia a su implicación feminista, en la investigación se señala a Rosalía como precursora del ensayo en la literatura gallega, un mérito que suele atribuirse a la Xeración Nós.

Amelia Valcárcel quiso destacar la capacidad de superación de la escritora santiaguesa, por todos los problemas a los que tuvo que enfrentarse a lo largo de su vida. "Es un genio, porque solo un genio hubiera podido superar sus circunstancias y llegar hasta donde llegó", explicó. Comparó a Rosalía de Castro con Emily Dickinson, asegurando que poseen "registros similares". Y puntualizó que no se trata de una autora restringida a la tradición literaria gallega, sino también a la española.

Tanto Seara como García Negro aplaudieron la iniciativa del Gobierno central a través del Instituto de la Mujer. Ambas criticaron que desde Galicia no se hayan promovido actos semejantes. Laura Seara aseguró que "la Xunta se olvidó de organizar algún acto por el 125º aniversario de su fallecimiento". Igual de crítica se mostró la catedrática de literatura: destacó las iniciativas que se promovieron en Galicia desde las asociaciones culturales, que contrastan con el "silencio institucional" por parte de la Xunta, ampliable a otras entidades como la Real Academia Galega o el Consello da Cultura Galega.

"Al Gobierno gallego actual", según Pilar García Negro, "le interesa silenciar este tema porque reconocerlo supondría confirmar que somos un pueblo con historia propia, y que fue una mujer la que inauguró esa historia", dijo. Esta versión contrasta con la de la Consellería de Cultura, que asegura haber invertido "cerca de 102.000 euros" en actividades relacionadas con la difusión de la obra de Rosalía, aunque estas no se concentrasen en el día exacto del aniversario de su muerte, el 15 de julio.

Para clausurar su intervención, Laura Seara insistió en la idea de Rosalía como una feminista desconocida, en la sombra. Parafraseando la cita que sirvió de lema para las jornadas, la directora del Instituto de la Mujer lanzó una reflexión a modo de conclusión: "Sería emocionante ver cómo reaccionaría Rosalía si supiese que hoy las mujeres podemos escribir lo que sabemos y lo que sentimos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de noviembre de 2010