Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:MÁLAGA 1 - LEVANTE 0 | FÚTBOL | Undécima jornada de Liga

Eliseu desatasca al Málaga

Primer triunfo liguero en La Rosaleda del nuevo equipo de Pellegrini

El Levante, un equipo compuesto con retales de mucho oficio, fue ayer un enigma que el Málaga, el tercer club más inversor de la Liga, parecía incapaz de descifrar. Los de Pellegrini, que a las cinco de la tarde eran colistas tras cinco derrotas consecutivas en casa, entraban por las bandas, buscaban tiros altos y trataban de internarse en el área rival, aunque siempre con más voluntad que peligro. Enfrente, las diabluras de Caicedo, ex malaguista, amargaban a la zaga local. En el descanso, Pellegrini había dado entrada a Quincy y Edinho para dar verticalidad y velocidad a su delantera tras un primer tiempo muy romo.

El remedio no parecía funcionar. Hasta que llegó Eliseu Pereira. En el minuto 60, el portugués sacó de su repertorio un recurso hasta entonces inédito en el partido: el tiro desde fuera del área. Un chut cruzado al palo izquierdo de Manolo Reina desatascó el encuentro. A partir de ese momento, el partido, bastante tedioso, cambió de aspecto. La acción se desvió de las bandas al eje del campo y Eliseu y Quincy consiguieron poner balones francos en el área que solo el infortunio impidió que acabaran en gol.

MÁLAGA 1 - LEVANTE 0

Málaga: Arnau; Jesús Gámez, Kris, Weligton, Mtiliga; Apoño, Sandro Silva, Eliseu, Seba (Edinho, m. 46); Portillo (Fernando, m. 80) y Baha (Quincy, m. 46). No utilizados: Galatto; Duda, Manolo Gaspar y Recio.

Levante: Reina; Javi Venta, Nono, Ballesteros, Juanfran; Valdo, Sergio (Stuani, m. 72), Pallardó, Juanlu (Xisco Muñoz, m. 67); Caicedo (Rubén, m. 76) y Larrea. No utilizados: Munúa; Cerra, Robusté y Xisco Nadal.

Gol: 1-0, M. 64. Eliseu, desde fuera del área.

Árbitro: Iglesias Villanueva. Amonestó a Juanlu, Sandro Silva, Juanfran, Larrea, Apoño, Eliseu y Valdo.

25.000 espectadores en La Rosaleda.

El Levante de Luis García Plaza, muy ordenado todo el tiempo, también llevaba peligro a la portería de Arnau. A un minuto del final, Valdo, otro viejo amigo de La Rosaleda que ha cuajado fuera, puso el miedo con un cabezazo que Arnau desvió al larguero. La acción del veterano portero malaguista, que parece haberse impuesto frente a los fichajes de Galatto y Rubén, salvaba la primera victoria del Málaga en la Liga en su campo en ocho meses. A las siete, su equipo quedaba fuera de la zona de descenso.

Con esta victoria, los de Pellegrini encaran ahora armados de moral un mes en el que se enfrentarán a algunos de sus rivales directos para mantener la categoría, como el Deportivo, el Racing y el Hércules, al que ya eliminó en la Copa del Rey.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de noviembre de 2010