Reportaje:

El sarampión ante el juez

Salud se enfrenta a los padres contrarios a la vacunación

La decisión voluntaria y legítima de un grupo de padres de no inocular la vacuna triple vírica (sarampión, rubeola y paperas) a sus hijos y alumnos de un colegio público del barrio granadino del Albaicín ha provocado una reacción inusual del propio Sistema Andaluz de Salud. El brote de sarampión detectado en el citado centro escolar y que ya ha afectado a 23 personas puede ir en aumento y la Junta advierte de que si no se alcanzan los niveles de vacunación necesarios para cortar la transmisión, llevará el caso a los tribunales.

La ley de medidas especiales en materia de salud pública no habilita a la autoridad sanitaria para ir más allá. Esa vacuna es voluntaria y aunque pueda existir un peligro para la salud de la población, las medidas que impliquen privación o restricción de la libertad o de otro derecho fundamental requieren autorización o ratificación judicial. El juez decano de Granada, Francisco Sánchez Gálvez, aclara en términos generales que solo si existiera un "conflicto de intereses" y se demostrara que los padres no ejercen correctamente la potestad sobre los menores podría intervenir un juez.

La Junta sostiene que el brote del colegio ya ha llegado al resto de Granada

Más información

Salud ha aireado la advertencia, pero se guarda la carta de llevarla a cabo. "Se iría al juez como medida extraordinaria si la epidemia avanzara de forma alarmante", explica la jefa de Salud Pública en Granada, Isabel Marín. El problema es que el brote "está ya en la ciudad". De los 23 afectados, dos son adultos. Hasta la fecha, hay tres hospitalizados.

Los expertos mantienen que el movimiento contrario a la vacunación no está muy extendido en España, a diferencia de otros países como el Reino Unido, pero este caso ha generado polémica tras chocar la libertad individual con el beneficio colectivo. Razones ideológicas o la opción de la utilización de métodos naturales para proteger el sistema inmunológico de sus hijos son los motivos que esgrimen algunos de los padres contrarios a la vacunación. Aunque la cobertura de las vacunaciones en niños menores de dos años es del 97% en Andalucía, el problema reside en si coinciden demasiadas personas sin vacunar en un área geográfica determinada. "En ese caso, se pondría en riesgo la inmunidad de rebaño", argumenta María del Mar García, pediatra y especialista de la Escuela Andaluza de Salud Pública. Al Igual que otros especialistas, opina que lo ocurrido con la vacuna de la gripe A o el papiloma humano "han contribuido a reforzar el antivacunismo".

En el Reino Unido se produjo en la última década un descenso de la tasa de vacunación tras la publicación en 1998 de un estudio que asociaba esta vacuna con enfermedades como el autismo. La revista médica The Lancet tuvo que retirar este año el informe de sus archivos e incluso ha pedido disculpas por su publicación.

En Granada capital, la cobertura de esa vacuna llega al 90%, por eso Salud no cree que el brote sea explosivo, aunque prevé más casos. "Es una enfermedad potencialmente grave y más peligrosa para bebés, enfermos crónicos o adultos y se complica entre un 5% y 15% de los casos", recalca García.

Exterior del colegio granadino donde se detectó el brote.
Exterior del colegio granadino donde se detectó el brote.JUAN PALMA

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de noviembre de 2010.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50