Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:GASTRONOMÍA | CASA RIPO | LA SEMANA POR DELANTE

Ajustar la economía

Es sin duda admirable la costumbre de algunos establecimientos que dedican sus afanes a satisfacer los pequeños caprichos o necesidades que se generan entre las gentes de tener abiertas, y en adecuado uso de disposición, diversas botellas de vino -o de cavas y champanes- y servirlos por vasos o copas, haciendo posible de esta suerte que la opción de tomar un producto cotizado sea asequible al bolsillo de los más modestos o de aquellos que se satisfacen con liviana cantidad.

En la castellonense Casa Ripo ofrecen copas de vino de toda suerte de colores por dos euros o poco más, y se atreven con algunas de champán por la ya más respetable cantidad de los seis euros, cifra que permite el lujo de tomarlo como aperitivo sin destrozar de una vez la economía semanal.

CASA RIPO

Calle Ximenez, 11. Castellón.

Teléfono 964 22 36 34

Además, ofrecen para acompañar la apreciada bebida muy sabrosas tapas de ajustada ración, tales como las croquetas de pollo o jamón, anguila ahumada, micuit de foie o huevas de trucha con crema de anchoas. También montaditos, que sobre los conocidos tiene la inestimable virtud de la brevedad del pan y la largura de sustancia, y entre los que se cuentan el de sobrasada cubierta con huevos de codorniz, el de atún a la plancha sobre una capa de cebolla caramelizada o el de solomillo con salsa.

En el piso superior, en caso de que así lo deseemos, cocina sin aspavientos para completar el aperitivo, lo que podemos lograr tomando cualquier producto que el mercado ofrezca y el cliente demande, sean unas alubias con perdiz, unos huevos con patatas a la espalda, un calamar a la plancha o unas angulas a la bilbaína.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 2010