Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria impulsa el PIB, pero el empleo sigue estancado

La subida del 0,6% asegura un crecimiento positivo este año

La industria se consolida como el motor de la economía vasca, pero el PIB sigue lastrado por el retroceso que experimenta la construcción y por la apatía del sector servicios. Aunque los mercados exteriores ya demandan productos, sobre todo bienes de equipo, y ello está acelerando la producción industrial, el consumo interior no acaba de despertar, con lo que el crecimiento todavía no es suficiente para agitar el mercado laboral.

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Aguirre, aseguró ayer que a la vista del crecimiento intertrimestral del 0,6% que ha experimentado el PIB vasco, es más que posible que la economía certifique a final de año un crecimiento interanual de 0,2%. Con ese dato, el consejero se mostró moderadamente optimista respecto del empleo: "Está evolucionando muy bien y, si todo sigue como está previsto, el año se cerrará con una ligera creación neta de puestos de trabajo que se intensificará en el próximo año".

Economía estima que 2010 acabará con una leve creación neta de empleo

Aguirre hizo esas declaraciones minutos antes de participar en Bilbao en un foro dedicado a la economía y la política regional europea.

En este marco recordó que la política de cohesión de la UE ha destinado a Euskadi, para el periodo 2007-2013, fondos estructurales por valor de 423 millones de euros (271 millones del Feder y 152 millones del Fondo Social Europeo) que están impulsando inversiones que posiblemente superaran los 1.000 millones de euros.

Para el consejero, todas estas cifras dibujan un panorama favorable al confirmar una senda positiva de crecimiento continuado. Aunque en términos intertrimestrales el crecimiento del PIB es igual al del segundo, Aguirre no se mostró preocupado y lo atribuyó a que en el segundo trimestre se produjo un "adelanto de decisiones de consumo", ante la inminente subida del IVA, "que han parado el crecimiento en el tercero".

Abundó que el sector que ha registrado peor evolución es la construcción, debido, por un lado, a su propia debilidad y, por otro, a que "poco a poco, se empieza a notar la bajada de la inversión pública". El consejero recordó, no obstante, que el año pasado, por estas mismas fechas, la previsión para 2010 era de una bajada interanual del PIB del 0,8%. "Estamos mejor de lo que esperábamos", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de noviembre de 2010