Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud amenaza con ir a los juzgados para frenar el brote de sarampión

El brote de sarampión detectado en el colegio de infantil y primaria Gómez Moreno del barrio del Albaicín, en Granada, puede llegar a los tribunales. Al menos es lo que la Delegación de Salud ha advertido a los padres que no vacunen a sus hijos.

Hasta el momento, hay 23 personas afectadas, todos menores salvo dos adultos. Cuatro de ellas han requerido hospitalización. Y el brote tiene visos de crecer de forma paulatina durante los próximos días.

"En caso de no conseguirse los niveles de vacunación necesarios para cortar la cadencia de transmisión de la enfermad, y dado que la vacunación es voluntaria, se pondrá en conocimiento de la autoridades judiciales por si pudiera adoptar las medidas oportunas", avisó ayer en un comunicado la Delegación de Salud de Granada.

La advertencia se produce después de que Salud haya instado a la vacunación de todos los niños y niñas susceptibles de contraer esta enfermedad en la zona y previendo un incremento de casos. La delegación va a solicitar personalmente por carta a todos los padres que no hayan vacunado a los menores en riesgo que lo hagan.

Mientras dure el riesgo, en la comarca granadina se va a adelantar de los 15 a los 12 meses la primera dosis de la vacuna triple vírica, que protege del sarampión, la rubeola y las paperas.

Brote epidémico

El Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía ha ido declarando un incremento de contagiados de sarampión en las últimas semanas que indica "claramente" la existencia de un "brote epidémico", según la Junta. La alerta trascendió cuando se contabilizaron 13 personas afectadas, pero el número se ha ido elevando. Ayer eran 23.

La Junta de Andalucía insiste en que desde que se diagnosticó el primer caso se adoptaron distintas actuaciones. Por un lado, se informó a los progenitores de los escolares y al profesorado de la existencia del brote que estaba afectando a niños no vacunados o que no habían completado el número de dosis necesarias para estar inmunizados. Y por otro, se les ofertó a los padres de los no vacunados la posibilidad de hacerlo actualizando para ello sus cartillas. Los llamamientos no han tenido mucho éxito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de noviembre de 2010