Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación adelantará los exámenes de septiembre a junio

Los exámenes de septiembre de la ESO tienen los días contados. La Consejería de Educación se propone adelantar la convocatoria extraordinaria de septiembre a finales de junio. El curso en Secundaria empezaría en septiembre y terminaría a mediados de junio, como en los colegios. Con este adelanto, el alumnado que no supere las pruebas ordinarias de junio, tendrá dos semanas para dar clases de refuerzo en su centro y presentarse a finales de mes. "Es una propuesta nuestra. Desde hace un año se trabaja en la revisión del calendario escolar para racionalizarlo", afirma el portavoz de los directores, Vicent Baguetto.

En un informe interno, al que ha tenido acceso EL PAÍS, la Administración educativa justifica el cambio por "el escaso éxito de la actual convocatoria. Apenas un 9% del alumnado que se presenta a esta prueba en septiembre, la supera". Los exámenes de septiembre, advierte, "no suponen un descenso real de las tasas de fracaso escolar". Pero no se eliminarían de golpe el primer año.

El estudio justifica el cambio porque en septiembre los alumnos pueden ser examinados por profesorado diferente al que impartió la materia durante el curso. También por "los prejuicios y gastos provocados durante los meses de vacaciones a las familias" y "el desconocimiento del futuro académico del alumno hasta después del verano". Por último, Educación reconoce las actuales "dificultades organizativas de los centros" en septiembre.

"Se trata de vaciar de tareas las primeras semanas del curso, cuando los centros están colapsados por los nuevos horarios, los exámenes de septiembre, las reclamaciones, las actas, la selectividad y las matrículas", sostiene Baguetto.

Medidas correctoras

Los sindicatos piden que "no afecte a las condiciones laborales del profesorado". De entrada, Fete-UGT, comparte "plenamente" el adelanto de los exámenes. "Siempre hemos estado en contra de estas pruebas, después de las vacaciones de verano, y sin actividades de refuerzo para el alumno".

Marc Candela, del STEPV, advierte de que "avanzar las pruebas, sin aplicar medidas preventivas, en un contexto de recortes del profesorado y de los programas de atención a la diversidad, no resolverá el fracaso escolar". Luis García Trapiello subraya que "la migración de los exámenes no ha producido ni mejores ni peores resultados en Cantabria, Extremadura o Cataluña. Sin medidas correctoras durante el curso será un parche más".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de noviembre de 2010