Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 300.000 parados dicen en la EPA que ya han encontrado empleo

Los desempleados que anticipan una reincorporación inmediata al trabajo alcanzan un máximo en la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre

La Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, publicada el pasado viernes, dejó el paro en el 19,79% y una noticia largamente esperada: por primera vez desde el inicio de la crisis bajaba la tasa de desempleo. El descenso en 70.800 desempleados fue escaso, sobre todo si se compara con los 4,57 millones de personas que aún siguen en paro. Pero es un atisbo de que el mercado laboral empieza a recuperarse. Y si se rastrea la pista en el filón estadístico de la EPA afloran otros indicios. Como que nunca antes tantos desempleados aseguraron a los encuestadores del Instituto Nacional de Estadística que ya habían encontrado trabajo.

Según los resultados del INE, uno de cada 15 parados en el tercer trimestre estaba a punto de dejar de estarlo: 310.800 personas estaban desempleadas cuando se hizo la encuesta, pero contaban con incorporarse de forma inmediata a un puesto, que aseguraban tener ya comprometido. Es una cifra sin precedentes en la serie estadística.

El paro de larga duración también marca un nuevo máximo

El elevado volumen de parados, que alcanzó su máximo solo un trimestre antes, y las mismas condiciones estacionales que animan la creación de empleo en verano (centrada en el sector servicios por la temporada turística), explican en buena parte esta cifra récord de encuestados que aseguran haber encontrado ya empleo. Pero el cambio de tendencia en el mercado laboral también entra en juego.

Los datos del tercer trimestre de 2009, cuando España enfilaba la peor etapa de la Gran Recesión son elocuentes. Ese verano, 280.200 parados aseguraban haber encontrado trabajo. Fue una cifra inferior a la del tercer trimestre de 2008 (303.000 personas), pese a que de un año a otro, el número de parados casi se duplicó. Es decir, había mucho más desempleo y menos puestos de trabajo en el horizonte inmediato. Del verano de 2009 al de 2010, el paro vuelve a crecer (lo que se ha reducido es la tasa trimestral) aunque mucho menos, pero el número de desempleados que están a punto de dejar de estarlo repunta con fuerza.

Que 310.800 personas dijeran en el tercer trimestre que tenían previsto volver a trabajar de inmediato no implica una reducción del desempleo del mismo calibre en el cuarto trimestre. Parte de esos nuevos empleos serán temporales, con lo que algunos solo saldrán del paro durante días o semanas.

Además, en esa lista caerán muchas otras personas que tenían trabajo hasta ahora, una circunstancia mucho más probable en este cuarto trimestre, cuando la economía española suele generar menos empleos. Es lo que prevén los analistas y lo que hizo reaccionar al Gobierno con extrema cautela ante los datos del tercer trimestre. El Ejecutivo cree posible incluso que la tasa de paro vuelva a subir por encima del 20% en el cierre del año.

La cifra récord de parados que ya han encontrado empleo permite aligerar de pesimismo las previsiones sobre fin de año. Y sirve de contrapunto a otros registros estadísticos, mucho menos halagüeños, como el de parados de larga duración, también en los niveles más altos conocidos. Casi dos millones de personas llevan más de un año en paro, cinco veces más que en el arranque de la crisis, hace tres años. Y para récord, el de las personas que pasan de dos años en el desempleo, un colectivo que se ha duplicado de un año a esta parte y supera ya las 830.000 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de noviembre de 2010