Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La primera fotógrafa vasca

Un libro recuerda la obra de Eulalia Abaitua, volcada en Vizcaya - Abierta una exposición hasta mayo

Un libro y una exposición para un reconocimiento. Así se puede identificar, de un lado, la obra escrita por Maite Jiménez Ochoa de Alda (Bilbao, 1959) sobre "La fotógrafa Eulalia Abaitua", dentro de la serie Temas Vizcaínos, de BBK, y que fue presentada ayer. Además, una exposición en el Museo Vasco de Bilbao permitirá conocer esta amplia obra, hasta el próximo 29 de mayo.

Con esta publicación se rescata la existencia absolutamente desconocida durante demasiado tiempo de esta artista (Bilbao, 1853-1943), a quien Josu Bilbao Fullando considera "la primera fotógrafa de la que se tiene referencia en el País Vasco".

La afición de Abaitua por la fotografía comenzó durante su etapa familiar en Liverpool. Gracias a esta actitud queda para la historia el retrato de la vida cotidiana de Bilbao, especialmente, y de algunos rincones de Vizcaya en pleno auge de una revolución industrial. Abaitua "levantó acta de la vida en Begoña o en el valle de Arratia, en las márgenes del Nervión o en la intimidad de su hogar", como se recoge en las primeras páginas de este nuevo libro.

Gran parte del trabajo de esta fotógrafa aficionada se conserva en el Museo Vasco de Bilbao. Desde aquí se ha ido sacando a la luz tras permanecer durante cien años invisible para el gran público. Ha sido a partir de 1990 cuando desde este museo bilbaíno se han hecho llegar ejemplos de cómo Abaitua fue inmortalizando caras, actuaciones costumbristas y aspectos diversos del día a día.

La autora de este libro es licenciada en Historia y máster en Museología por la Universidad del País Vasco. Desde 1984 trabaja como técnica en el Museo Vasco de Bilbao.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de octubre de 2010