Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Sector financiero

El BBVA critica que las cajas con ayudas compitan perdiendo dinero

El banco pide al Gobierno que no se achique con las reformas

No hay día que algún financiero no opine sobre la velocidad de reestructuración de las cajas y la guerra de los depósitos. El martes fue Emilio Botín, presidente del Santander, y ayer Ángel Cano, consejero delegado del BBVA.

Este ejecutivo pidió que a comienzos del 2011 hubiera un "terreno equilibrado" donde todos jueguen el mismo partido. "No es admisible que una entidad en pérdidas, que ha recibido dinero público, haga campañas de depósitos al 4% que generan más pérdidas para la entidad. Es algo que no hacemos los demás con nuestro propio dinero, así que menos si además es público", advirtió.

Cano comentó que entre marzo y septiembre la entidad captó 12.000 millones procedentes de la competencia. Hasta ahora el BBVA había afirmado que no necesitaba pagar más por los depósitos porque tenía exceso de liquidez. Sin embargo, ayer, el consejero delegado explicó que lo han hecho para "proteger" su clientela. "Ha sido una ventaja que hayamos llegado un año y medio tarde a esta guerra porque así hemos deteriorado menos nuestros márgenes que los competidores", argumentó. Lo que no señaló es si han dejado marchar a clientes rentables.

La entidad ganó 3.668 millones hasta septiembre, un 12,2% menos

Sobre los resultados de la entidad, el segundo ejecutivo del BBVA vaticinó que en el cuarto trimestre de 2010 el banco ganará una cifra similar a la de trimestres anteriores. Con estos cálculos, el banco podría cerrar 2010 con una subida del beneficio cercano al 13%. La clave es que en el cuarto trimestre de 2009, poco después de llegar Cano al puesto, la entidad realizó una fuerte provisión que provocó que el resultado estanco de los tres últimos meses fuera casi cero. "No volverá a haber provisiones extraordinarias", aseguró.

El BBVA ganó 3.668 millones, un 12,2% menos, entre enero y septiembre. La causa de este descenso está en el recorte de los márgenes de intereses, producto de la citada guerra por el pasivo. En España, este margen, como todos los demás, descienden y el beneficio se reduce un 6,2%, hasta 1.687 millones. Esta cifra supone el 36,75% del resultado del grupo. La entidad ha intentado compensar la débil situación de España con el negocio más rentable de México y América Latina, donde ha ganado 1.254 millones (el 27,32% del total) y 699 millones (el 15,22%) respectivamente. En Estados Unidos obtuvo 220 millones, un 24,3% más frente a los 730 millones (un 9,2% más) de la gestora de activos y banca de inversión. El Citic de China reportó al BBVA 202 millones, un 45% más, y la entidad apuesta por un crecimiento del banco, dedicado al negocio de grandes empresas.

La entrada bruta de morosos sigue estable, con ligera tendencia a la baja, aunque la acumulación de activos malos provoca que el ratio cierre septiembre en el 4,1%, frente al 3,4% de un año antes. No obstante, el banco espera que no suba más en 2011.

Respecto a las reformas estructurales del Gobierno, el número dos del BBVA ha comentado: "Van en la buena dirección. Creemos probable que se cumpla el objetivo de déficit para 2010 y 2011. Para alcanzar lo prometido en 2012 y 2013, es decir, un déficit del 3% sobre el PIB, quizás sean necesarias más reformas". Sobre la posibilidad de que el Ejecutivo rebaje las reformas, Cano comentó que era "implanteable. Ya sabemos cómo se comportan los mercados y lo que supone la volatilidad", dijo en tono amenazante.

Respecto al mercado inmobiliario, Cano dijo que los pisos podrían bajar de media un 5% más en 2011, aunque de manera heterogénea en las diferentes regiones españolas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de octubre de 2010