China asegura a Geithner que mantendrá la apreciación controlada del yuan

La tensión en el mercado de divisas protagonizó este sábado en Corea del Sur la reunión ministerial de las principales economías industrializadas y emergentes, integradas en el G-20. Y también fue un asunto básico ayer en una nueva cita de dirigentes de las dos mayores potencias mundiales, Estados Unidos y China, en el bautizado como G-2.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, aprovechó el viaje transoceánico para hacer escalada en Qingdao, donde se reunió con el viceprimer ministro, Wang Qishan. Antes del encuentro, Geithner aseguró que el Ejecutivo chino "reconoce la importancia de seguir apreciando su moneda". Lo que no está claro es que eso sirva para contentar a Estados Unidos: desde que Pekín anunciara este verano que permitiría una flotación controlada del valor del yuan, la divisa china se ha apreciado apenas un 3%, muy lejos de lo que exige EE UU.

Más información

La reunión, organizada sobre la marcha, es un nuevo gesto de Washington hacia Pekín, que se produce escasamente 10 días después de que el Tesoro decidiera aplazar de nuevo su informe sobre las políticas de cambio, que se espera sea crítico con el valor del yuan.

En la reunión de ministros de Finanzas del G-20, los miembros de este nutrido club, en el que se encuentra España, acordaron evitar devaluaciones competitivas de las divisas. Geithner sigue pensando que la moneda china está muy devaluada y que eso crea una ventaja para las exportaciones del país asiático, frente a los productos manufacturados en EE UU. El Ejecutivo chino, como el alemán, cree por el contrario que Washington está utilizando la política monetaria para mantener bajo el valor del dólar y eso a su vez está causando que el dinero esté fluyendo en masa hacia mercados emergentes, en busca de mejor rendimiento.

Geithner, que hizo una parada similar en abril a su regreso de un viaje a India, cree relevante que los países emergentes participen en unas discusiones en materia de divisas que antes de la crisis estaban reservadas a EE UU, Japón y Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 25 de octubre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50