Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Oliveira da vida a una fotografía

La película del realizador portugués cierra la sección Mediterráneo de la Mostra

Hace muchas décadas, el director portugués Manoel de Oliveira, que ahora cuenta con 102 años y 40 filmes a sus espaldas, disparó una cámara fotográfica a las tres de la mañana. La joven retratada había muerto por complicaciones durante el embarazo. La poca luz y el entorno fúnebre dieron un aura mágica a la imagen, que se perdió hace mucho tiempo -"yo no guardo fotos de muertas", dice el productor Luis Miñarro que asegura el realizador-. Pero su historia quedó grabada en la mente del artista. Y aunque el guión estaba listo desde 1952, han pasado casi 60 años para que El extraño caso de Angélica se proyecte en una sala. Ayer, en la Mostra de Valencia, presentaron la triste historia de amor, muerte y espíritus Miñarro y la protagonista, Pilar López de Ayala.

Pilar López de Ayala: "Nunca me han ofrecido hacer algo tan poco terrenal"

La actriz conoció al director cuando viajó a Venecia a presentar En la ciudad de Silvia. Y poco después le llegó la oferta. "Todo ocurrió como suele pasar en el cine de Manoel de Oliveira, como si la vida te estuviese avisando de lo que va a pasar", explicó la actriz sobre su participación en la película. "Es una de las oportunidades más interesantes que me han ofrecido nunca", aseguró López de Ayala, que cuenta que cuando Miñarro le describió el guión por teléfono le dieron ganas de llorar: "Luego leí el guión y me puse a llorar".

Se trata de una historia casi espiritual de la que la actriz apenas puede hablar, quizá como su personaje en el filme: "Es difícil poner palabras a una historia que tiene tanta altura". Eso sí, la experiencia ha sido única: "Nunca me han ofrecido hacer algo tan poco terrenal".

Miñarro, que ya produjo el anterior trabajo del portugués, Singularidades de una chica rubia, aseguró por su parte que De Oliveira es "el más joven de los realizadores" con los que ha trabajado. Y que "es muy lagarto", ya que, aunque todos los productores sabían que El extraño caso... es la película que él quería hacer desde hace décadas, se empeñó en rodar Singularidades... antes. "Sabía que si le producíamos ésta no haríamos la otra", asegura Miñarro, orgulloso de los dos filmes. "Trabajar con él es un honor, es uno los mejores realizadores. Es como si Buñuel estuviera vivo, me encantaría trabajar con él", explicó Miñarro, que prepara tres filmes con jóvenes directores.

Y si la película de De Oliveira es el paradigma de la sección Mediterráneo, que durante 30 ediciones ha acaparado la sección Oficial de la Mostra, la película china Little big soldier, de Sheng Ding, representa el cine más movido de una sección principal dedicada al cine de acción y la aventura, ya que está protagonizada por el actual rey de los mamporros, Jackie Chan. A la presentación de ayer asistieron los actores Steve Yoo y Chen Sheng Tu y la actriz Lin Peng.

La Mostra llega hoy a su último día con la entrega del palmarés y la gala de clausura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2010