Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Si el pan es el flamenco, nosotras somos Las Migas"

El grupo catalán presenta mañana en la sala Galileo su primer disco

Para contar la historia de Las Migas quizás se puede empezar así: cuatro mujeres que se dedican a la música, de diferentes orígenes, que coinciden en Barcelona en torno a un estilo, el flamenco. Después de siete años trabajando juntas por escenarios catalanes, Silvia Pérez (Palafrugell, 1983), Lisa Bause (Berlín, 1980), Marta Robles (Sevilla, 1974) e Isabelle Laudenbach (París, 1979) publicaron el pasado verano Las Reinas del Matute, su primer disco. Mañana lo presentan en Madrid, en la sala Galileo.

"El disco se llama como una canción cuya letra nos regaló un poeta de Cádiz, Antonio Romera, llamado también Chipirón", explica Bause, violinista. "Como somos cada una de un país y mezclamos bastantes músicas... Hacemos un contrabando musical, que es lo que quiere decir matute, contrabando".

Las cuatro mujeres, de distinto origen, llevan actuando juntas siete años

Este es en todo caso un contrabando que lleva un tiempo rodando y que en este primer disco incluye tanto composiciones propias como versiones de temas tradicionales como La Tarara, Los tangos de la Repompa o María la Portuguesa, de Carlos Cano. "Hemos querido hacer un resumen de todo lo que habíamos tocado antes", explica Marta Robles, guitarrista. "Sobre todo en los conciertos del principio hacíamos versiones y no queríamos dejarlas de lado". "Aparte, aunque sean versiones muy conocidas, nosotras le ponemos un sello bastante personal en los arreglos y creo que eso también nos define", completa Lisa Bause.

"Creo que hemos encontrado ese punto de flamenco-canción en el disco", explica Silvia Pérez, vocalista. "Nuestro sonido es un entrante muy bueno para el flamenco: es como una ensalada, muy currada, pero con el picante necesario para que te guste el flamenco". En esto les ha ayudado un productor completamente ajeno a estos menesteres jondos: Raúl Fernández, más conocido como Refree, músico que lleva años formando parte de la escena pop independiente española como parte de diferentes grupos, en solitario y como productor. "Fue duro decidir quién iba a ser el productor, pero teníamos claro que queríamos a alguien de fuera, porque en este grupo no hay líder, así que tomar las decisiones es duro", continúa Pérez. Y aunque es alguien ajeno al flamenco, les ayudó a sacar la esencia de este grupo. "Se encontró con un trabajo muy construido, y se tuvo que dedicar a limpiar", explica Pérez. "En algún tema fue especialmente duro", completa Isabelle Laudenbach, guitarrista, "porque parecía que lo destrozaba. Pero después de algunos días nos dábamos cuenta de que no era destrozarlo, sino reconstruirlo, con nuestros propios arreglos".

Después de la colaboración, el sonido del grupo también ha cambiado. "La fuerza en el disco viene por la producción... La locura, la fuerza, es un poco su aportación", explica Pérez. "Ahora tenemos la base rítmica más currada y, por otro lado, tenemos más claros los temas". Mañana lo comprobarán quienes se acerquen por la Galileo. Por si aún no queda claro, Laudenbach termina: "Si el flamenco es el pan, nosotras somos Las Migas".

Reseña del disco de Las Migas, Las reinas del matute, en el blog de flamenco Por Bloguerías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de octubre de 2010