Montilla irrita a ERC e ICV por asistir al desfile del Día de la Hispanidad

Los socios aprobaron la presencia del presidente en Madrid hace tres años

La asistencia de José Montilla, presidente de Generalitat, al desfile de hoy para celebrar el Día de la Hispanidad ha irritado a sus socios en el tripartito catalán, Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya. En plena precampaña para las elecciones autonómicas del 28 de noviembre, ambas formaciones reprocharon ayer al presidente su presencia en Madrid en un momento de especial significación, tres meses después del recorte al Estatuto que impuso el Tribunal Constitucional.

Las discrepancias, sin embargo, pasaron de largo en la reunión semanal del Gobierno catalán, aunque la consejera de Acción Social, Carme Capdevila (ERC), que ayer ejerció de portavoz, sí se refirió al asunto: "Es una decisión personal. Evidentemente que yo no la comparto ni le acompañaría", dijo. El portavoz de ERC, Ignasi Llorente, fue más lejos y aseguró que Montilla asiste hoy a "una fiesta anticuada en recuerdo de un genocidio". Desde ICV, su secretario general, Joan Herrera, aseguró que la presencia de Montilla en Madrid es "una mala noticia". En calidad de presidente, Montilla solo ha asistido una vez al desfile, en 2007, coincidiendo con su primer año como presidente de la Generalitat. En esa ocasión, tanto ERC como ICV enmarcaron su asistencia en un ejercicio de "normalidad democrática". En 2008 y 2009 se ausentó por motivos de agenda.

El líder socialista habla mañana en el foro donde aludió a la 'desafección'

Fuentes del Departamento de Presidencia aseguran que la visita de hoy solo responde a la labor institucional de Montilla como presidente, y la desligan por completo de cualquier arista de la actual relación entre Cataluña y España. En cualquier caso, el pasado mes de julio, tras conocerse la sentencia del Estatuto, Montilla advirtió de que esperaba algún gesto por parte del Gobierno en relación con el plan de rescate del texto que anunció el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Si Montilla quisiera lanzar algún mensaje tendrá su oportunidad el miércoles, cuando está previsto que pronuncie una conferencia en el Foro Nueva Economía, un púlpito que ha aprovechado en otras ocasiones como altavoz para denunciar los agravios de Cataluña. En 2007 eligió este marco para denunciar la "desafección emocional de Cataluña hacia España y las instituciones comunes". Mañana será presentado en este foro por el ex presidente Felipe González, que en la última semana ha compartido con Montilla varios actos públicos.

Si el presidente catalán hace caso a González, huirá del discurso de la desafección. El ex presidente le recomendó el sábado que, para remontar las encuestas del 28-N -que de momento pronostican una holgada victoria de CiU-, hable más de crisis y menos del encaje de Cataluña en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de octubre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50