Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:El campeón de la NBA cae ante el campeón de Europa

El Barça hinca el diente a los Lakers

Navarro, Mickeal y los triples tumban al equipo de Bryant y Gasol, sin gasolina ni respuestas

Europa le tiene hincado el diente a la NBA y el Barcelona lo demostró picando en la cresta a los Lakers en el duelo de gallitos de ambos lados del océano. El campeón de la Liga más lujosa del mundo cayó ante el representante del más genuino baloncesto europeo, más táctico, con un trabajo de equipo de mayor calado. No bastó el esfuerzo de un Bryant que sacó fuerzas de flaqueza. No fue suficiente el excelente partido de Gasol ni el buen momento de forma de Odom. Le faltó gasolina y fuerza al campeón de la NBA, justo lo que le sobró al Barça.

La comparación admite muchos matices. Los Lakers acaban de arrancar su pretemporada, las reglas mixtas provocan más de un desajuste y no pocos despistes, Bryant ha salido de una operación de rodilla, no estaba Bynum... Pero, aun así, los Lakers siguen siendo los Lakers y a fe que se emplearon a fondo. Phil Jackson y su equipo no ahorraron munición, energía ni empeño. Gasol les abanderó con un arranque fantástico y Odom mantuvo la consistencia que le permitió erigirse en el mejor escudero de Durant en el reciente Mundial que tanto lustre dio a la selección de Estados Unidos.

REGAL BARCELONA 92 - L. Á. LAKERS 88

Regal Barcelona: Rubio (0), Navarro (25), Mickeal (26), Morris (12) y Vázquez (10) -equipo inicial-; Sada (3), Lakovic (5), Grimau (2), Lorbek (3), Perovic (4) y Ndong (2).

Los Ángeles Lakers: Fisher (12), Bryant (15), Artest (10), Odom (12) y Gasol (25) -equipo inicial-; Blake (6), Vujacic (2), Brown (2), Caracter (0), Barnes (0), Ebanks (4) y Ratliff (0).

Árbitros: Davis (EE UU), Pizarro (España) y Phillips (EE UU). Eliminaron a Fran Vázquez por personales (m. 38).

Palau Sant Jordi: 17.000 espectadores.

El Barça ganó por interés, deseo e ilusión, la misma que pusieron otros antes. Pero también tiene baloncesto

Fran Vázquez marcó la línea con un tapón a Pau Gasol

MÁS INFORMACIÓN

Navarro, Mickeal y Morris sacaron punta de la trabajada y variadísima fuerza de choque del Barça. Es un equipo que lleva a cabo tal cantidad de trabajo en la pista que acaba con la paciencia del más pintado, no importa que sea el Madrid o que sean los Lakers. No hay jugador que no sume. Incluso los más romos en el ataque disponen de terreno para ganarse su porción de gloria.

El Barça no se cortó con los triples a pesar de que la distancia, aunque acaba de aumentar en la ACB, todavía es inferior a los 7,23 metros con la que se disputó el partido. Y esa fue una de sus mejores armas: anotó 12 veces de tres mientras que los Lakers no encestaron ni uno de sus 14 intentos.

La pareja formada por Gasol y Odom dio muchísimo trabajo al Barça. En la medida en que fueron ajustando las piezas para frenar a los pívots de los Lakers, los azulgrana equilibraron su juego y el partido. Se pusieron por delante cuando hicieron acto de presencia los pívots reservas de los Lakers, el veterano Rattlif y el novato Caracter, que quedó en evidencia con los dos tapones casi sucesivos que le colocó Lorbek. Los suplentes de los Lakers estuvieron muy por debajo del quinteto titular, en el que, además, es evidente que un par de piezas están por debajo de lo habitual.

Los Lakers dieron un empujón en el tercer cuarto, con toda su fuerza de choque sobre la cancha y después de aprovechar un pequeño tirón propiciado por una falta técnica de Navarro por protestar una falta a Bryant. Dominadores del rebote y marcando un ritmo lento, pero con el que Fisher, Bryant y Artest se sienten más cómodos, los Lakers abrieron una brecha de 11 puntos (49-60) tras un parcial de 2-14. Pero la reacción del Barça descolocó al campeón de la NBA. Pese a seguir con sus titulares, se estrelló contra una defensa en la que Vázquez marcó la línea con un tapón a Gasol y se cargó el juego sobre un inspirado y agresivo Mickeal, que se peleó con Bryant. La estrella de la NBA se descentró y cometió una falta técnica.

El primer triunfo del Barça fue su reacción y, con un parcial de 19-7, logró marcharse al descanso previo al último cuarto con solo dos puntos de desventaja. Los Lakers reservaron a su quinteto de lujo para los últimos cinco minutos y fue precisamente entonces cuando el Barça, más entero físicamente y certero con los triples de Navarro, Morris y Mickeal, consumo una victoria histórica: el campeón de la NBA, a los pies del campeón de Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 2010