Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una oscura trama de fundaciones

Arcmed y la firma Dinamiz-E Consultoría Creatividad y Desarrollos Tecnológicos, que comparten accionista, crearon en diciembre de 2008 la Fundación Solidaria Entre Pueblos (no confundir con la veterana ONG Entrepueblos), que ocupa un papel relevante para captar fondos de cooperación. La Fundación Entre Pueblos ha recibido por primera vez este año 415.000 euros de la Generalitat Valenciana, a través de una línea de concesión directa, y la consejería ha anunciado que participará en la gestión de un proyecto de 3,8 millones de euros para la construcción de un hospital en Haití, país que visitó este verano el consejero Rafael Blasco.

Alrededor de Arcmed, Dinamiz-E y la Fundación Solidaria Entre Pueblos giran una serie de organizaciones no gubernamentales de ayuda al desarrollo (ONGD) de reciente creación que sostienen con facturas de estas empresas y de otras la justificación de los proyectos. Entre las organizaciones figuran Asa de África, Fundación para el Desarrollo Rural y la Salud (Fudersa-España), Esperanza sin Fronteras o la Agrupación Cívica Intercultural Hispano-guineana-Ceiba. Asa de África, sin experiencia previa a 2009, recibirá este año 663.378 euros para proyectos de soberanía alimentaria en Mauritania y Camerún. Fudersa, creada en 2004, acaparó en 2009 subvenciones por 1,3 millones de euros para cuatro proyectos de cooperación relacionados con el desarrollo agrícola y el empleo en la República Dominicana. Esperanza Sin Fronteras, que solo había recibido 38.092 euros para dos pequeños proyectos, recibe este año 570.000 euros para proyectos de desarrollo rural en Perú. A su vez, Ceiba recibe 680.000 euros para proyectos contra la violencia sexual y la explotación infantil y contra el sida en Guinea Ecuatorial.

Para justificar sus proyectos, Fudersa aporta facturas pro forma de Arcmed, Dinamize-E y la Fundación Entre Pueblos, que vienen a ser lo mismo, y también una factura de Avance Abogados, participada por José Bollaín Pastor, secretario precisamente de la Fundación Entre Pueblos, que hace además la evaluación externa de los proyectos. Esperanza Sin Fronteras, cuyos proyectos son también evaluados externamente por Entre Pueblos, presenta una factura pro forma de Arcmed. A su vez, Ceiba presenta facturas pro forma de Dinamiz-E.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de octubre de 2010