Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos positivos en una semana del ciclista David García

El goteo de noticias apunta a que algunos de los integrantes del fenecido equipo Xacobeo Galicia no jugaban limpio. La Unión Ciclista Internacional (UCI) decretó ayer la suspensión provisional de David García después de que en un control antidopaje realizado el 13 de septiembre se le hallaran restos de EPO en la orina. Tres días después, en un nuevo examen, detectaron tanto a García como al líder del conjunto, Ezequiel Mosquera , valores anómalos de almidón hidroxietilo, una sustancia que sirve para reducir los niveles de hematocrito y enmascarar el uso de EPO. La alarma por esta práctica saltó la semana pasada desde un laboratorio de Colonia. Ayer fueron analistas madrileños los que confirmaron que, a la espera del contraanálisis, al menos García recurría a sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento.

Justamente en Madrid estuvieron esta semana tanto García como Mosquera para preparar con un gabinete de abogados su defensa legal ante el expediente abierto por el uso de hidroxietilo. Tras la primera alerta de la UCI, los dos ciclistas apuntaron que no había motivos para suspenderlos porque se consideraba "una sustancia menor". Incluso difundieron la posibilidad de salvar el trance con una advertencia o una suspensión de apenas tres meses. "Quiero dejar muy claro que no tomé nada con intención de mejorar mi rendimiento deportivo", proclamó entonces García, que pasó nueve controles en la Vuelta pese a no ser el líder de la carrera ni ganar ninguna de sus etapas.

Mientras tanto, la Guardia Civil completa una investigación para confirmar si en el equipo se han llevado a cabo prácticas de dopaje de forma sistemática.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de octubre de 2010