'Hardware' | CiberP@ís

Impresoras sin cables y en la 'nube'

Dotadas de una dirección de correo reciben el documento por Internet

Gracias al almacenamiento virtual en Internet, la nube, se podrá imprimir cómodamente desde el móvil o las tabletas. Son impresoras que no necesitan estar conectadas con un cable a la fuente que alberga el documento a imprimir, ni exigen al ordenador un driver concreto. ¿Cómo? Una fórmula es dotarlas de una dirección de correo y cuando el documento se envía a través de wifi o de una aplicación en el teléfono a esta dirección, la de la impresora, esta se pone a trabajar. Un dispositivo que permitirá pasar a papel una foto o escrito será el iPad de Apple. ¿Cómo es posible que este dispositivo, de casi 500 euros en su versión más modesta, no contemplase la posibilidad de pasar a un soporte físico los documentos? No solo las tabletas plantean este problema, también los teléfonos móviles. ¿Qué hacer si se tiene que imprimir un billete de tren o avión? Hasta ahora era imprescindible abrir un ordenador. Ante este problema se aplican dos soluciones combinadas: las aplicaciones para estos aparatos y la nube (almacenamiento en línea, que se puede consultar desde cualquier ordenador conectado a la red con una clave personal). Por motivos de seguridad, a las 24 horas de la impresión los documentos virtuales albergados en la impresora se destruirán.

Los fabricantes de estos aparatos se preparan para evitar la ciberbasura

Cortado Workplace es un programa para iPad, gratis, que almacena los documentos. Su interfaz permite consultarlos y los manda a la impresora sin que un ordenador tenga que hacer un trabajo intermedio. La fórmula es una aplicación en el teléfono y disponer de unos de los 10.000 modelos distintos de impresora que aceptan este programa. La versión gratis incluye 1 giga de almacenamiento.

En el caso de HP la solución en la nube se llama ePrint y, aunque estará disponible en diferentes sistemas operativos, primero llegará en los dispositivos móviles de Apple, compañía con la que trabaja en la creación de AirPrint. Al igual que la propuesta de Cortado es una aplicación que gestionará los documentos. Disponible a partir de noviembre en la AppStore para iPod Touch, iPhone e iPad.

El paso que propone HP va más allá de la puerta de casa. Su propuesta consiste en convertir la impresora en dispositivo remoto que recibe y pasa a papel cualquier correo que se envíe a la dirección asignada a la impresora. En un primer paso serán documentos de hasta cinco megas. Creada la innovación, creado el peligro: ¿quién garantiza que no habrá spam de impresoras que consuman los nada baratos cartuchos de tinta? Los expertos de seguridad de la compañía se apresuran en sus explicaciones: "No queremos que nadie pierda su tinta ni papel por un error nuestro. Por supuesto que vamos a desarrollar filtros de manera constante para evitarlo. Tendremos lista negra de remitentes". Según Jan Huckfeldt, vicepresidente de Hewlett Packard, primer fabricante mundial de impresoras, en 2012 el contenido digital que nutre la red se multiplicará por 10 con respecto al actual y la cantidad de documentos pasados a papel se multiplicará por tres. No suena muy ecológico, pero la previsión se mantiene.

HP tiene un modelo doméstico que rompe moldes en diseño. Más parecido a un vídeo o un lector de DVD la ENVY100, incluye una pantalla táctil, escanea e imprime a alta definición sin necesidad de que se vean los folios. Una bandeja los recoge y esconde dentro del propio artilugio. Llegará antes de Navidad por 249 euros.

La apuesta de los fabricantes consiste en incluir una tableta que se conecta a la red, muy parecida al iPad pero de menor tamaño. El primer modelo en incluir una tableta con Android 1.5 de siete pulgadas es el HP Photosmart eStation All-in-One, disponible antes de Navidad.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS