Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ADSL triunfa sobre el cable

En los orígenes, el acceso a Internet en España era lento (56 kbps), caro (se pagaba como una llamada local y por tiempo de conexión) y limitado: cuando el módem chirriaba el teléfono quedaba anulado para hablar.

Cierta velocidad de conexión, pero sobre todo la tarifa plana de precios, llegó con el ADSL en 1999. La alternativa era el cable, pero lo cierto es que el ADSL de Telefónica se impuso. A final de 2001 trescientos mil internautas (de siete millones) se habían apuntado al servicio. Hoy son 10 millones de líneas de banda ancha. Alrededor del 54% de Telefónica; un 24%, de otras operadoras y el porcentaje restante, del cable. De los 56 kbps se ha pasado a 6 mbps.

Sin embargo, comparada con otros países de Europa, la conexión en España sigue siendo más lenta y cara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de septiembre de 2010