Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciberp@ís se traslada a la web y al diario

A partir del lunes próximo habrá una página diaria en papel y los contenidos en Internet crecerán

Este es el último número de Ciberp@ís que se publica como suplemento de los jueves. Pero no se trata de un adiós. Al contrario. El diario abre una nueva etapa en la información tecnológica. El mismo equipo periodístico de Ciberp@ís, reforzado, contribuirá a dinamizar los contenidos informativos de la web, con una clara apuesta por la información en torno a las nuevas tecnologías. Además, diariamente, a partir del lunes, se publicará una página en el periódico con la misma filosofía que ha inspirado este suplemento, la atención a las novedades en el planeta digital y, sobre todo, a la cultura de uso que los ciudadanos imponen, apoyando determinadas apuestas e ignorando otras.

El 12 de marzo de 1998 se publicaba el primer número del suplemento Ciberp@ís. La portada estaba encabezada por una información sobre la avalancha de asaltos pirata en EE UU en organismos oficiales y por el truco digital que estaba detrás del filme de Alejandro Amenábar Abre los ojos. La dirección del diario decidió abrir este espacio en un contexto informativo muy distinto del actual. Las publicaciones generalistas prácticamente ignoraban lo que empezaba a suceder en Internet (la web apenas tenía ocho años) y las noticias sobre nuevos programas y máquinas se consideraba un patrimonio de publicaciones especializadas. Hace 12 años, apenas un millón y medio de españoles habían usado Internet en el último mes, más como herramienta de trabajo que como un mayordomo imprescindible de su vida. Por aquel entonces, en muchos ámbitos se veían las nuevas tecnologías como un fetiche sospechoso. Como recordamos en el número 500, cada nueva tecnología tras sus lógicos accidentes, antes de que hubiera trenes no había descarrilamientos, pero ello no ha de imponer un discurso refractario a las mismas, sobre todo, como es el caso, cuando van a cambiar radicalmente nuestras vidas. Ciberp@ís nació para difundir la cultura digital y para reflexionar entre todos sobre los horizontes que se abrían. Y 12 años más tarde, la convivencia del ciudadano con las tecnologías es algo cotidiano. EL PAÍS apuesta, pues, porque ello también tenga un reflejo en el día a día, sin que el lector tenga que aguardar a una publicación semanal. La tecnología, como sujeto de noticias y análisis, es un ítem cotidiano y como tal debe tener su reflejo en las páginas diarias. Nueva etapa, pues, para la que el diario espera seguir contando con el apoyo, sin arrinconar la crítica, como ha sido hasta ahora, de sus lectores en este proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de septiembre de 2010