Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Fernando Riera, un referente en los banquillos

El técnico chileno entrenó al Deportivo y al Espanyol

Fernando Riera, una institución en los banquillos que marcó a varias generaciones de futbolistas, especialmente en Chile y en Portugal, falleció el pasado jueves, 23 de septiembre, a causa de un infarto. Hijo de padres mallorquines, nació en julio de 1920 en Santiago de Chile, se retiró en 1989 y durante los últimos años había padecido la enfermedad de Alzheimer.

Fue en la década de los sesenta cuando más brilló, empezando por el mayor éxito en la historia de la selección chilena, el tercer puesto en el Mundial de 1962. Después de haber jugado en Chile y de haber conseguido el título de Liga con el Universidad de Chile, el Tata se convirtió en el primer futbolista chileno en fichar por un equipo europeo. Fue el Stade de Reims, en 1950, y luego también jugó en el Rouen, con un breve paso por el Deportivo Vasco de Venezuela.

Con la selección de su país consiguió el tercer puesto en el Mundial de 1962

En 1962, y después de no pocas dudas debido al terremoto de Valdivia que dos años después se cobró la vida de más de 50.000 personas y afectó a más de dos millones de personas, dio inicio en Chile la Copa del Mundo. Riera dirigió a la selección anfitriona que, tras ganar en los cuartos de final a Rusia, perdió ante la impresionante Brasil de Garrincha, Didí, Vavá, Nilton y Djalma Santos en las semifinales, y selló el tercer puesto ganando por 1-0 a Yugoslavia.

Después dirigió al Benfica, con el que consiguió los títulos de Liga en 1963 y 1967. Pero su antecesor en el cargo, el histórico Béla Guttmann, tras conseguir dos Copas de Europa ganando en las finales al Real Madrid y al Barcelona y después de dejar el cargo, lanzó una maldición que continúa en vigor: "En los próximos cien años, el Benfica no volverá a ser campeón europeo". Riera logró llevar a aquel estupendo Benfica capitaneado por Eusebio a su tercera final consecutiva en 1963, pero la perdió en Wembley ante el Milan de Gianni Rivera.

Su etapa en el fútbol español no fue brillante. Fue destituido en el Espanyol en la temporada 1969-1970, en la que el equipo barcelonés consiguió ascender a Primera. Con el Deportivo, en la temporada 1973-1974, descendió a Tercera. Riera cumplió una dilatada carrera durante la que dirigió, entre otros, al Boca Juniors, el Oporto, el Sporting de Lisboa, el Universidad Católica y el Monterrey, donde la concluyó en 1989. "Dejó muchas enseñanzas por su seriedad y capacidad en el trabajo. Se ha ido el técnico más importante de los últimos tiempos", afirmó el presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile, Harold Mayne-Nicholls.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de septiembre de 2010