Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MANUEL CHAVES | Vicepresidente tercero del Gobierno y presidente del PSOE

"A Gómez le dije, y lo sigo pensando, que Jiménez tiene más posibilidades"

Entró en el Ejecutivo hace año y medio, tras presidir la Junta de Andalucía 20 años. Desde su despacho, sigue de cerca la negociación presupuestaria, la situación de Cataluña, la convocatoria de huelga y las primarias del PSM

Es jueves al mediodía. El vicepresidente tercero, Manuel Chaves, nos recibe en su despacho del Ministerio de Política Territorial. Está satisfecho porque la víspera, en esta sede, ha protagonizado una reunión decisiva con el PNV que ha desbloqueado el traspaso de las políticas de empleo a Euskadi, llave de la negociación presupuestaria.

Pregunta. Convocatoria de huelga general, Presupuestos, elecciones primarias en Madrid y elecciones catalanas. ¿En cuál de estos retos inminentes se juegan más el Gobierno y el PSOE?

Respuesta. Sin duda, en los Presupuestos porque de ellos depende la estabilidad del Gobierno y porque con ellos dispondremos de un instrumento que dará confianza ante el problema más grave, la crisis. Si no hubiera Presupuestos sería un paso atrás en la lucha contra la crisis y restaría mucha credibilidad a España en los mercados internacionales.

"Zapatero debe ser candidato. No ha hecho concesiones a la galería"

"No es lo mismo convocar una huelga en ciclo expansivo que en crisis" "Ha habido medidas duras. Pero lo más socialista es sacar al país de la crisis"

"La situación de Cataluña es uno de los problemas más graves del momento"

"Tras hablar con Gómez, concluí que no daría marcha atrás y se presentaría"

"La reforma laboral es la medida más dura que ha tomado el Gobierno"

P. Los sindicatos han convocado una huelga contra la reforma laboral para el día 29 de septiembre. ¿Qué resultado espera?

R. Tengo la experiencia de haber sido ministro de Trabajo en la huelga general de 1988 y reconozco que fue un éxito. Pero no es lo mismo convocar una huelga en un ciclo expansivo que en época de crisis. Las reacciones de los trabajadores suelen ser diferentes, según los manuales.

P. Tras las huelgas generales, los gobiernos que les precedieron dialogaron con los sindicatos e hicieron concesiones. ¿Cuál va a ser su actitud?

R. La decisión del Gobierno es reanudar el diálogo social inmediatamente, sea cual sea el resultado de la huelga, porque hay temas que afectan a las relaciones laborales, la negociación colectiva... y los sindicatos acudirán.

P. En la reunión de los delegados sindicales se escucharon gritos de "Zapatero, dimisión". ¿Esperaba este nivel de tensión?

R. Lo que ha provocado la huelga es la reforma laboral. Es la decisión más difícil que ha tomado el Gobierno y requiere un análisis muy profundo.

P. ¿Cuál es?

R. Cuando hay crisis en España alcanzamos una destrucción del empleo superior al 20% porque los ajustes se hacen por la vía del despido y se sustituyen contratos indefinidos por precarios. Viene de muchos años atrás. La reforma pretende resolver estos problemas y el tiempo dirá si hemos acertado o no.

P. ¿Qué le parece el plan de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de reducir los liberados sindicales?

R. A Aguirre hay que leerla en clave interna. Quiere fortalecer su figura como dirigente thatcheriana, sin complejos frente a un Rajoy pusilánime y que no arriesga. Y quiere romperle el espinazo a los sindicatos para debilitar su posición.

P. Para afrontar la crisis, el Gobierno ha exigido sacrificios a pensionistas, funcionarios, etcétera. Existe el reproche de que no los ha exigido a los que más tienen.

R. Siempre he dicho que lo más socialista que puede hacer este Gobierno es sacar a este país de la crisis porque sin recuperación no hay empleo y arriesgamos la cohesión social del país. Por eso, ha tomado medidas duras e impopulares. Dicho esto, trabaja en fijar el impuesto para los más ricos, pero eso depende de un consenso en la negociación de los Presupuestos.

P. La recuperación económica es lenta y la creación masiva de empleo tardará. ¿Zapatero va a poder dar la vuelta a las encuestas en año y medio?

R. Estoy convencido de que sí. Es un año clave. Tendremos Presupuestos y con los indicios de recuperación se puede generar un clima más optimista del que existe en estos momentos.

P. ¿Zapatero puede ganar?

R. Estoy convencido. Es verdad que las crisis desgastan a los gobernantes. Pero en la medida en que haya recuperación económica se puede superar el desgaste. Además, Rajoy no genera confianza y no como consecuencia de la crisis sino desde que fue designado presidente del PP.

P. ¿Los malos resultados de las encuestas pueden llevar a Zapatero a decidir el no presentarse como candidato?

R. Mi opinión es que debe ser el candidato porque en esta crisis no ha hecho concesiones a la galería. Por mucho que se diga, no ha actuado con frivolidad. Ha hecho lo que hay que hacer para afrontar la crisis. Ha actuado con responsabilidad y liderazgo auténtico, apelando a la gente y adoptando medidas que hay que tomar ante problemas graves.

P. El decreto de mayo y la reforma laboral han abierto una fisura en el bloque de izquierda de apoyo a Zapatero. ¿Tiene margen para recuperarlo?

R. En la situación actual, el electorado de izquierda percibe con dificultad las medidas del Gobierno. Una parte puede estar desmotivado, pero eso no significa que se vaya al PP. El objetivo del Gobierno es recuperarlo con el argumento de que ha hecho lo más social que podía hacer en estas circunstancias.

P. ¿Un cambio de Gobierno no podría motivar al electorado?

R. Esa decisión es del presidente y ha dicho que hasta enero o febrero no la tomará. Lo importante son las medidas. No creo que otro Gobierno pueda tomar medidas distintas de las que ha tomado este.

P. ¿Se ve usted con ganas de seguir?

R. Siempre estaré disponible para el presidente.

P. ¿Descarta nuevos sobresaltos en la evolución de la crisis?

R. Hay un serio margen de incertidumbre sobre la evolución de la economía. En mayo, la previsión de crecimiento de la zona euro era del 0,9%; en septiembre, del 1,7%.

P. El 15 de julio se reunió usted con el secretario general del PSM. ¿Qué mensaje le trasladó?

R. Le trasladé la opinión de la dirección del partido, de su secretario general y de su presidente, de que Trinidad Jiménez tenía más posibilidades de competir contra Aguirre que él.

P. ¿Sacó la conclusión de que se iba a presentar y que no iba a dar marcha atrás?

R. Sí.

P. ¿Sigue pensando que Jiménez tiene más posibilidades que Gómez?

R. Si no hubiera estado de acuerdo con esa idea no se lo hubiera dicho a Gómez.

P. ¿No es incomprensible que sabiendo que Gómez estaba obstinado en presentarse, Zapatero tratara de convencerle?

R. El secretario general tiene que asumir su responsabilidad y darle su opinión. Es muy importante la opinión del secretario general en el PSOE.

P. ¿La crítica de Rubalcaba a Gómez de que perjudica a Zapatero no ha contribuido a reforzar la idea de que si Gómez gana, Zapatero pierde?

R. Forma parte del debate de una campaña. Pero lo importante es que la campaña está siendo un éxito para dar a conocer a los candidatos e interesar a la gente por el debate. Pediría no torcerlo con asuntos internos.

P. Algunos opinan que una victoria de Gómez abrirá el debate sobre el poszapaterismo.

R. Ese debate no existe en el PSOE. Si preguntáramos a los militantes a quién quieren de candidato para 2012 el resultado sería Zapatero. La decisión corresponde a Zapatero y ha dicho que lo dirá en 2011.

P. ¿No cree que algunos tratan de aprovechar el debate para situarse en el futuro?

R. No existe ese debate.

P. Las encuestas dan al PSC un mal resultado en las elecciones catalanas. ¿Si Cataluña es un granero de votos para los socialistas, esas previsiones de caída no serían un síntoma de decadencia?

R. Esas elecciones son autonómicas y hay que distinguirlas de las generales. Lo importante es que se producen en un momento clave, el intento del PSC y la Generalitat de resolver un problema que ha afectado gravemente a las relaciones entre Cataluña y el resto de España. Los catalanes no asumen que un Estatuto ratificado en referéndum haya sido modificado por el Tribunal Constitucional. Es uno de los problemas más graves del momento. El trabajo del Gobierno y la Generalitat es contrarrestar con el desarrollo del Estatuto a los que dicen "vamos a irnos de España" y a los que creen que Cataluña está privilegiada. CiU está en una deriva soberanista para atraer votos de ERC. Pero, a su vez, Mas le tira los tejos al PP sin recordar que es quien mandó el Estatuto a los tribunales. Y el PP está dispuesto a apoyar a Mas. Que se expliquen.

P. ¿El PSC podrá recomponer solo la situación de Cataluña?

R. No lo sé. Pero el Estatuto está ahí y tenemos claro que su desarrollo trasciende las elecciones catalanas.

P. La pretensión de los socialistas al impulsar el Estatuto era integrar a CiU y ERC. ¿Qué balance hace a la vista de que ERC y CiU están en el soberanismo?

R. Todo está condicionado por la campaña. Esperaremos a después de las elecciones. Hay voluntad de desarrollar el Estatuto gobierne quien gobierne Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de septiembre de 2010