Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Francisco Ribeiro, la esencia de Madredeus

El violonchelista entró con 20 años en el grupo portugués más internacional

El violonchelista portugués, uno de los fundadores del grupo Madredeus, Francisco Ribeiro, murió el martes pasado en Lisboa de un cáncer de hígado. Tenía 45 años. Madredeus ha sido el grupo de Portugal de mayor proyección internacional, que combina elementos de la música tradicional portuguesa con música clásica y música popular contemporánea.

Solista y voz principal del grupo fundado en 1985, participó como instrumentista y compositor en lo discos Os Dias da Madredeus, Existir, O Espírito da Paz y Ainda, en los años dorados del conjunto, que actuó en escenarios de todo el mundo. En 1997, Francisco Ribeiro inició un nuevo camino y abandonó Madredeus para viajar a Bath (Inglaterra), donde continuó los estudios académicos de música, que había interrumpido debido a su intensa actividad profesional.

Fue integrante de la Stroud Symphony Orchestra y la Gloucester Symphony Orchestra. Regresó a Portugal 10 años después, en condiciones de grabar su primer álbum en solitario. Lo hizo en diciembre de 2009, en la Casa de Música de Oporto, acompañado por la Orquesta Nacional de la misma ciudad, dirigida por el británico Mark Stephenson. En la obra A Junção do Bem, primera del proyecto Desiderata, participaron las cantantes Filipa Pais, Natália Casanova e Inuít Tanya Tagaq, el fadista José Perdigão y el guitarrista José Peixoto, que también fue miembro de Madredeus.

Describió aquella primera grabación en solitario, que reúne 14 temas propios, como una digresión interior, con puntos en común con todas las músicas, "el amor", "el lenguaje universal". En su reaparición pública, explicó que en los últimos años había recorrido el camino del autoconocimiento, y calificó su etapa en Reino Unido "de retiro espiritual, que la música refleja".

Cuando nació Madredeus, algunas voces llamaron la atención sobre la juventud de aquel músico -tenía 20 años- para un proyecto tan ambicioso. La realidad demostró lo contrario, tal y como refleja la biografía del grupo Madredeus. Um futuro maior, al recordar que la formación erudita de Ribeiro, "inculcada por los placeres del canto lírico, la poesía y la música clásica", encajaba a la perfección con las ambiciones del proyecto.

Rodrigo Leão, otro de los fundadores del grupo, declaró tras la triste noticia: "Era un músico extraordinario y un gran amigo con un talento fantástico. Es una injusticia muy grande ahora que todo estaba bien encaminado, era el comienzo de una nueva etapa para él".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 2010