Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ángel Fenoll financió la campaña del PP en cinco municipios de La Vega Baja

Los informes policiales del caso Brugal constatan que el cabecilla de la trama, el industrial Ángel Fenoll, financió la campaña electoral del PP en cinco municipios de La Vega Baja, según aseguran fuentes de la investigación. Las cinco localidades implicadas en la supuesta trama corrupta son Rafal, Jacarilla, Algorfa, Bigastro y Pilar de la Horadada. Los tres primeros están gobernados por el PP y Fenoll tiene la concesión del servicio de la basura. En los dos últimos, la alcaldía está en manos del PSPV y la contrata la explota una firma ajena al grupo empresarial de Fenoll.

En los casos en los que Fenoll tiene la contrata, el empresario hizo las entregas de dinero (cantidades entre los 3.000 y 9.000 euros) a los alcaldes populares, es decir, Antonio Lorenzo, de Algorfa, José Manuel Gálvez, de Jacarilla, y José Arronis, de Rafal. Mientras, en Bigastro, el empresario dio los sobres de dinero al portavoz del Grupo Popular, Aurelio Murcia. En el caso de Pilar de la Horadada, el receptor fue el concejal popular Francisco Lancharro. Los pagos de Fenoll a estos cargos populares se hicieron en los días previos a los comicios municipales de mayo de 2007. Estos cinco ayuntamientos se suman al de Callosa del Segura, cuyo primer edil, el popular Javier Pérez Trigueros, también recibió pagos por parte del empresario Fenoll.

Los cargos del PP, que según verifica el informe policial del sumario del caso Brugal, recibieron dinero de Fenoll a cambio de las contratas de la basura o para financiar sus respectivas campañas electorales están imputados. Los implicados no han sido llamados a declarar porque el juez no ha resuelto aún el conflicto de competencia.

En la misma situación procesal que estos cinco cargos del PP, según fuentes del caso, se encuentra, Antonio Amorós, ex portavoz socialista de la Diputación de Alicante, por su implicación en la contrata del plan zonal. Éste emitió ayer un comunicado en el que negó su implicación en la trama y aseguró que no está "formalmente" imputado. El diputado provincial acusó a su partido de "aprovechar la interpretación malévola del sumario del caso Brugal por intereses crematísticos. No he hecho nada ilícito, ni contrario a las normas", aseveró. Amorós está suspendido de militancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 2010