Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sienna Miller presenta dos demandas por escuchas ilegales

La actriz es una de las afectadas por el espionaje telefónico del 'News of the World' de Rupert Murdoch

Sienna Miller no soporta más los abusos de la prensa británica. La actriz de 28 años ha anunciado que denunciará al dominical News of the World y a Scotland Yard. Acusa al tabloide de someterla a escuchas ilegales y a la Policía Metropolitana de Londres de no haber sabido proteger su intimidad.

Con esta noticia Miller se convierte en el último nombre de una larga lista de famosos y personas anónimas cuyo teléfono ha sido rastreado por Glenn Mulcaire, el investigador privado de News of the World. Scotland Yard ha explicado que el dominical tuvo acceso al buzón de voz de "un gran número" de personas y, aunque la policía no ha revelado cuántas, el diario The Guardian asegura que los documentos incautados a Mulcaire manejan 4.332 nombres, 2.987 teléfonos móviles, 30 grabaciones de distinta longitud y 91 códigos PIN, necesarios para acceder al buzón de voz de los afectados. Más allá de ser una noticia solo para papel cuché, el escándalo de las escuchas ha llegado al mismísimo número 10 de Downing Street y está haciendo tambalearse al equipo de comunicación del primer ministro David Cameron. La Cámara de los Comunes aprobó hace solo una semana una moción para investigar las escuchas ilegales del tabloide del magnate Rupert Murdoch en la que comparecerá el director de Comunicación de Cámeron, Andy Coulson, porque antes de llegar a ese puesto fue el director de News of the World.

También acusa a scotland yard de no proteger su intimidad

Coulson dimitió para asumir su responsabilidad como director, pero nunca admitió su participación directa. Luego, David Cameron le fichó como estratega mediático del Partido Conservador y, tras las elecciones, le nombró director de Comunicaciones de Downing Street. Hace unos días, The New York Times publicó unas declaraciones de un antiguo periodista de News of The World que acusa a Coulson de estar al corriente de las escuchas como práctica habitual en el diario. Él siempre ha negado estar al corriente de las escuchas.

La historia viene de lejos. Scotland Yard tenía la información de que Miller y otros famosos habían sido espiados desde 2006, cuando Mulcaire fue arrestado. Sin embargo, no le dijo nada a la actriz. Solo unos pocos privilegiados fueron informados, como el príncipe Guillermo, al que mantuvieron al corriente "por una cuestión de seguridad nacional".

En el caso de Miller fue su abogado, Mark Thomson, quien decidió acercarse a preguntar a las oficinas de la policía. En efecto, la actriz, que ha sido víctima del acoso de los tabloides durante mucho tiempo, era una de las 91 personas de las que News of the World tenía su número PIN. "Además, la respuesta a mi petición se demoró 14 semanas", lamenta Thomsom. El representante de Miller y los abogados de otros afectados pedirán que se revise la conducta de la policía a la que se acusa de no haber investigado a fondo y de no haber avisado a tiempo.

Amigos de la actriz han asegurado a The Guardian que Miller había notado movimientos extraños en su teléfono móvil. Algunos mensajes del buzón de voz que ella aún no había oído le aparecían como escuchados.

No es la primera vez que Miller demanda a News of the World. En 2008 ya lo hizo por invasión de su privacidad. El diario le pagó una cantidad en concepto de daños y perjuicios y le envió una nota en la que reconocía el error de publicar informaciones y fotos de su vida privada.

The Guardian ha identificado tres tipos de afectados por las escuchas del investigador Glenn Mulcaire. En el primer grupo estaría el príncipe Guillermo, militares, policía y miembros del Gobierno, que fueron alertados en 2006. En el segundo grupo está Miller y aquellos que tuvieron que tomar la iniciativa de preguntar a la policía por sí mismos. En el tercero hay unas 120 personas que han sido alertadas por tres compañías telefónicas: Orange, Vodafone y O2.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de septiembre de 2010