Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leonor y Victoria: una bailarina y una amazona en palacio

Las nietas de los Reyes dejan ver sus aficiones mientras doña Elena se enfrenta con los fotógrafos

Las dos nietas mayores de los Reyes de España ya comienzan a dejar ver sus aficiones. A Leonor, la heredera del heredero, le gusta el ballet, y su madre, la princesa de Asturias, está dispuesta a apoyarla. Por eso, este fin de semana decidió asistir con su hija al teatro de la Zarzuela, donde la compañía de Ángel Corella representa El lago de los cisnes. Doña Letizia ya había visto con la infanta Elena y la hija de esta, Victoria, esta función hace unos días.

A Victoria le gusta el ballet, pero sobre todo montar a caballo, como a su madre. La nieta mayor de los Reyes de España debutó este fin de semana, coincidiendo con el Concurso Internacional de Saltos de Obstáculos que se celebró en el Club de Campo de Madrid, como amazona en competición. Esta afición de Victoria Marichalar Borbón había pasado hasta ahora inadvertida, pero se nota que la niña lleva tiempo recibiendo clases particulares y que lo hace bastante bien. La presencia de fotógrafos enfadó a doña Elena, que intentó evitar que captaran a su hija.

De las aficiones de Leonor por el ballet y de Victoria por la hípica hay fotos, pero no del primer día de clase de las hijas de los príncipes de Asturias en el colegio Santa María de los Rosales.

Los fotógrafos y las cámaras de televisión que aguardaban ayer la llegada de don Felipe y doña Letizia con sus niñas se quedaron con las ganas, ya que acudieron al centro escolar en un coche con los cristales tintados y no quisieron posar.

En anteriores ocasiones, cuando Leonor y Sofía comenzaron las clases, la prensa fue convocada como hacen otras casas reales cuando los más pequeños de la familia inician el curso.

La novedad este año es que Sofía, la segunda hija de los Príncipes, ha dejado ya la Escuela Infantil de la Guardia Real, ubicada en las dependencias del Cuartel del Rey en El Pardo, donde compartía aula con los hijos de los miembros de la Guardia Real, altos mandos del palacio y personal de Patrimonio Nacional, para comenzar el preescolar en el mismo centro que su hermana y en el que también estudió don Felipe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de septiembre de 2010