Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA IFA

La salud del sector depende de la venta de televisores

El 75% de la facturación proviene de estos receptores - Internet y 3D aumentan el precio del aparato - Se trabaja en monitores 3D sin gafas

El crecimiento de las ventas de televisores en Europa en más del 15% durante la primera mitad del año ha hecho recobrar el optimismo al sector de electrónica de consumo, muy castigado el año pasado al estancarse el número de televisores vendidos y caer su facturación en más del 10%.

El aumento se debe sobre todo al Mundial de Fútbol y al apagón analógico en muchos países, pero se confía que se mantendrá el crecimiento en la última mitad del año gracias al atractivo que ofrecen los televisores interactivos y los televisores en 3D mostrados en la feria IFA de Berlín.

La previsión es que este año se vendan unos 58 millones de televisores en Europa frente a los 48 millones de 2009; y que para los próximos cuatro años el mercado anual se estabilice entre los 60 y 64 millones de unidades, según las previsiones de la consultora Displaysearch.

Desde 2009, la práctica totalidad de televisores que se venden son planos, con lo que ahora hay que ofrecer más prestaciones para intentar mantener el precio de los aparatos y la facturación, en una época en que la tecnología baja de precio al menos el 10% anual.

El señuelo del primer semestre ha sido el televisor LCD con iluminación LED y en el segundo será el televisor conectado o inteligente. Y por la parte de arriba de la oferta estará el televisor 3D, que además tendrá plena conectividad, como se han esforzado en destacar las grandes marcas en la IFA. El televisor de plasma, cuya venta bajó en 2009, ha repuntado este año y representa, según GFK, el 14% del total, concentrado en los tamaños de 42 y 50 pulgadas. El tubo se da por desaparecido.

Se dice que los españoles se mueven por el precio, pero las cifras de venta de televisores que maneja Samsung indican que el mercado está muy polarizado y que se compra mucho aparato con pantalla grande, con prestaciones y precio elevado, señala Marcos García, director comercial de Samsung: "Incluso en 3D, pese al poco tiempo transcurrido, los números son excelentes y por encima de las previsiones".

Los precios caen un 10%

Se venderán este año más televisores pequeños, medianos y grandes que el año pasado, de marcas de prestigio y de marca blanca, con más calidad y prestaciones, aunque con precio medio como mínimo un 10% inferior.

Para intentar facturar lo mismo, la industria de electrónica no cesa de innovar y añadir más prestaciones al televisor, que es el motor fundamental del sector porque representa cerca del 75% de la facturación.

En la IFA se ha visto que la gran apuesta del sector es el televisor conectado a Internet y otros aparatos para ver contenidos multimedia procedentes de la antena terrestre, cable o satélite, directamente de Internet o a través de un portal que facilita el fabricante o bien del ordenador de la casa u otros aparatos, vía cable Ethernet, Wi-Fi o por la red de eléctrica de enchufes. La estrella de la feria ha sido el televisor 3D, que requiere unas gafas especiales para visualizar bien las imágenes. También se exponían algunos prototipos de televisores 3D sin gafas, pero el resultado es mediocre, como las postales de hace unos años con una lámina de plástico estriado para simular tridimensionalidad.

Samsung piensa como mercado en empresas que exhiban anuncios en los escaparates, según destacaba en su stand. Sharp mostraba la pantalla 3D sin gafas que utilizará Nintendo en su consola portátil, que se veía bien gracias a su tamaño reducido. El obstáculo del 3D sin gafas es que para tener el mejor visionado hay que colocarse frente al televisor.

Con gafas, las películas y las retransmisiones de espectáculos y deportes impactan en un televisor 3D. También los videojuegos, porque es relativamente sencillo pasar una animación de 2D a 3D. En cambio, se duda más del atractivo que tendrán las películas grabadas en 2D y pasadas a 3D o de los televisor que procesan una señal en 2D y la convierten directamente a 3D, como Toshiba y Samsung.

Hay que diferenciarse

Las múltiples prestaciones que ofrecen los televisores de gama media y alta actuales se controlan con el mando a distancia, que ahora se parece a un teléfono inteligente, con pantalla táctil en color y múltiples iconos.

El televisor es ahora un ordenador con una pantalla muy grande y capaz de procesar señales interactivas de múltiples sitios. El nivel de tecnología, diseño y calidad de acabado que ofrecen las grandes marcas que dominan el sector de televisión es alto y cuesta diferenciarlos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de septiembre de 2010