Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cuánto cuesta la energía solar?

España es la segunda potencia en capacidad de producción fotovoltaica

España es la segunda potencia mundial en capacidad de producción de energía fotovoltaica, según se desprende de un informe de la Comisión Europea que se presentó ayer en Valencia con ocasión de la V Conferencia Mundial sobre Conversión de Energía Fotovoltaica y la XXV Conferencia Europea sobre Energía Solar que alberga Feria Valencia. España tiene una potencia instalada de 3,5 gigavatios, sólo por detrás de Alemania, con 9,8 gigavatios, y por delante de Japón, el tercer productor mundial con 2,6 gigavatios de potencia instalada.

España dio el salto en 2008. En un sólo año, se instalaron paneles y huertos solares capaces de producir 2,8 gigavatios. Las instalaciones fotovoltaicas crecieron amparadas por el Plan de Energías Renovables que impulsó el Gobierno en 2005 y previsto hasta 2010.

El salto registrado en 2008 llevó al Gobierno a limitar las futuras instalaciones a un máximo de 500 megavatios por año. Además, un decreto aprobado en octubre de 2008 exige que dos tercios de las nuevas instalaciones se ubiquen sobre edificios.

El informe de la Comisión Europea revela que las subvenciones que concede el Estado español a las instalaciones fotovoltaicas son inferiores a las ayudas que se reparten en Alemania, Francia o Italia.

Compañías eléctricas como Iberdrola consideran que se debe poner coto a la subvención hasta que la producción fotovoltaica sea realmente eficiente. Pero todos los representantes de la Comisión Europea y de la Industria fotovoltaica que tomaron la palabra ayer en el centro de eventos de Feria Valencia, defendieron las ayudas públicas.

China produce más paneles fotovoltaicos que la Unión Europea. Pero no los instala. Los exporta. Roland Schenkel, director del centro de investigación de la Comisión Europea, defendió que los productores europeos dominan la tecnología más puntera y tienen los proyectos más ambiciosos, pero lamentó que las estrategias y alianzas empresariales no cuenten con el respaldo de una política industrial común.

Winfried Hoffman, representantes de la Industria Fotovoltaica Europea, lamentó las dificultades de los industriales para lograr financiación en condiciones adecuadas para poder competir con los fabricantes chinos.

Marie Donelly, director general de eficiencia energética de la Comisión Europea, sentenció: "Si la industria energética china recibe préstamos a bajo interés, la competencia deja de ser equilibrada, no existe un campo de juego justo para competir, y esto se debe de tener en cuenta a la hora de diseñar una política industrial que nos permita competir en un mercado global".

Bertrand Piccard, promotor del primer avión impulsado por energía solar, sacudió el debate: "Si imputáramos a cada litro de petróleo el coste de la guerra de Irak comprobaríamos lo barata que es la energía solar".

Juan Laso, presidente de la Asociación Empresarial Fotovoltaica de España, reclamó estabilidad jurídica para los productores y cantó las virtudes de la energía solar: "La seguridad de suministro, la sostenibilidad y el carácter autóctono son rasgos distintivos de una producción que debe ser determinante para que el precio de la energía en España deje de estar marcado por terceros países, con la volatilidad que eso supone".

La energía fotovoltaica se reivindica

- España es la segunda potencia mundial por capacidad de producción de energía solar. La potencia instalada alcanza los 3,5 gigavatios, sólo por detrás de Alemania (9,8 gigavatios)

- El Plan de Energías Renovables que aprobó el Gobierno español en 2005 provocó un salto en la instalación de paneles y huertos solares en 2008, cuando se instalaron 2,7 gigavatios.

- Los técnicos y la industria reclaman que se mantengan las subvenciones para impulsar la tecnología fotovoltaica.

- La Asociación Española de Empresas Fotovoltaicas defiende el impulso de la energía solar para reducir la dependencia exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de septiembre de 2010

Más información