Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:MUNDIAL 2010 | Octavos de final

Pendientes del sexto hombre

Reyes, el suplente más 'titular', examinado en Madrid de una lesión

Felipe Reyes es el más titular entre los no titulares de la selección española. Por su trayectoria, su carácter y su juego, el pívot cordobés forma parte del núcleo duro de los veteranos aunque no sea titular. Garbajosa y Marc, y Pau Gasol, por supuesto, le han pasado por delante, pero Reyes está más dentro de la llamada primera unidad que de la segunda línea, la que marcan los claros suplentes, por cuestiones que tanto tienen que ver con la pizarra como con la gestión interna del vestuario. El jugador del Madrid ha sido una pieza importante en los grandes éxitos de los últimos cuatro años. Sin ser ninguna estrella, todos los técnicos han apreciado su carácter combativo, su gran capacidad para el rebote y sus buenos movimientos. Felipe ha sido un peón de lujo que, además, forma parte del origen de este grupo campeón. Como Navarro y Pau, nació en 1980. Como el escolta y Raúl López, ganó el Mundial júnior de 1999.

El encuentro frente a Grecia ensalzó todas las virtudes de Reyes. El equipo español requería una transformación, sobre todo bajo los aros. Y la figura del pívot emergió como un titán frente a Bourousis y Schortsanitis para sumar 10 rebotes, uno de cada tres de España. Entre la decena de balones que atraparon sus manos y los siete que capturó Vázquez sentaron la base del pase a cuartos. Serbia exigirá el miércoles otra buena dosis de pelea porque esperan Krstic, Perovic y Velickovic. Pero la selección está pendiente de su sexto hombre. Mientras el resto de jugadores combatían la lluvia en su día libre, Reyes voló a Madrid para tratarse de unos dolores en el cuello con el doctor José Fabregat, que ya le ha atendido otras veces, después de que el pívot pasara mala noche y la federación consultara el caso con el Madrid. El jugador fue infiltrado, se descartó una lesión grave y hoy al mediodía está prevista su llegada a Estambul.

Las lesiones han marcado el camino español. Calderón se cayó a última hora por una lesión muscular, Llull llegó justo tras una dolencia en un pie, Garbajosa arrastra dolores en la rodilla derecha, a Rudy le atacó una alergia y la espalda preocupa a Navarro. Reyes es el último de la enfermería. El pívot es el sexto jugador con más minutos en pista (104, el único fuera del quinteto titular que ha llegado a los 100) y el tercer máximo reboteador (36) tras Rudy (39) y Marc (38). "Además de su gran calidad técnica, Felipe es fundamental por la intensidad que siempre da al juego. Eso le convierte en un jugador clave", analiza Aíto García Reneses, seleccionador nacional en los Juegos de Pekín.

La importancia de Reyes para el juego español radica también en la política de rotaciones, una cuestión capital para mantener el tono físico y la intensidad y que tan bien funcionó frente a Grecia. Scariolo considera que Vázquez y Marc son incompatibles en el mismo quinteto en pista por una cuestión de creación de espacios -se chafan uno a otro, piensa el técnico-, así que la figura del polivalente Reyes es básica para el mecano. Y para llegar a semifinales y volver a luchar por las medallas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de septiembre de 2010