Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá retiene el cobro de impuestos a la Ciudad de las Artes

El Ayuntamiento de Valencia, tan necesitado de dinero, descuida el cobro de sus impuestos cuando se trata de la Generalitat o de sus empresas públicas. El consistorio que dirige Rita Barberá ha tardado nueve meses en atender la solicitud de la Ciutat de les Arts i les Ciències, SA, (CACSA) de fraccionar el pago de cerca de un millón de euros por los impuestos de Actividades Económicas de 2009 y por los IBI (el de Bienes Inmuebles) de 2005 a 2008. Y lo más importante, el gobierno local sigue sin reclamarle al emblemático complejo 47 millones de euros en concepto del impuesto de construcción (ICIO). El ayuntamiento ha ingresado de CACSA sólo 9 millones de euros por el ICIO.

"Todos los concejales del PP que aspiran a hacer carrera en la política autonómica hacen méritos ante Camps taponando el cobro de su deuda", explicó ayer el concejal socialista Juan Ferrer.

Para el edil, "es un escándalo" que, con la precaria situación económica que arrastra el Consistorio y que Barberá denuncia todos los días, el gobierno local tarde nueve meses en resolver el fraccionamiento del pago a CACSA, del que sólo se ha hecho efectivo un pago de 83.500 euros. El resto está pendiente de ingresar.

Ferrer se queja de la tardanza con la que el gobierno local de Valencia ha resuelto el expediente de fraccionamiento del pago, "a plazo vencido y a petición de oficio de la Dirección General del Catastro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 2010