Japón sopesa intervenir para frenar la apreciación del yen

El primer ministro Naoto Kan presiona al banco central

El País|Agencias
Madrid / Japón - 30 ago 2010 - 05:00 UTC

El estancamiento de la economía japonesa, atenazada por la falta de confianza de los consumidores, propició que China la sobrepasara esta primavera. Pero, con el cambio de estación, las cosas empeoraron aún más para la que era hasta entonces segunda potencia económica mundial. En agosto, el yen se ha apreciado hasta el mayor nivel en 15 años respecto al dólar (respecto al euro, marca un récord en casi una década). Una pésima noticia para la industria exportadora. Y para la Bolsa de Tokio, que pierde un 15% en lo que va de año. Ante la avalancha de malos datos, el Gobierno del primer ministro Naoto Kan estudia una intervención en el mercado de divisas. Y ha aumentado la presión sobre el Banco de Japón para que adopte nueva medidas como forma de reactivar la economía.

La divisa japonesa ha alcanzado su mayor valor frente al dólar en 15 años

"Vigilamos de cerca los mercados y tomaremos medidas decisivas si fueran necesarias", aseguró el pasado sábado el ministro de Finanzas, Yoshihiko Noda. Ayer, los medios nipones interpretaron las palabras de Noda como una puerta abierta a la intervención, que sería ejecutada por el Banco de Japón siguiendo instrucciones del propio ministro de Finanzas. Japón no opera en los mercados para forzar la depreciación del yen desde 2004, cuando ordenó la venta de 14,8 billones de yenes (unos 140.000 millones de euros) en tres meses.

El primer ministro Kan tiene previsto volver a hablar con el gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa en cuanto este vuelva de la reunión de bancos centrales organizada este fin de semana por la Reserva Federal en Jackson Hole (Wyoming, EE UU). Según aseguraba ayer The Wall Street Journal en su edición digital, el Banco de Japón puede celebrar hoy una reunión extraordinaria para evaluar el impacto de la apreciación del yen en la economía nipona. Sobre la mesa del gobernador Shirakawa está la insistente petición del primer ministro para que adopte una política monetaria más agresiva aún.

El Ejecutivo ha anunciado un nuevo plan de estímulo fiscal y pretende que el Banco de Japón acompañe su actuación con una intervención más decidida. Con el tipo de interés anclado en el 0,1% desde hace años, el Gobierno de Kan sostiene que el banco central tiene margen para ampliar su programa de compra de bonos del Tesoro japonés, aumentar la masa monetaria y reactivar así el consumo y los precios.

El gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa.
El gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 30 de agosto de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50