Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

A tortas en el sector aeronáutico

Las empresas españolas se pelean por fichar a los mejores ingenieros

Antes, las batallas aéreas se libraban a más de 15.000 pies, entre las nubes, en medio de espectaculares persecuciones y con el sol enfrente para deslumbrar al enemigo. Ahora se resuelven como en el fútbol, fichando a sus mejores especialistas. La épica ha dado paso a la picaresca, y la falta de un enemigo clásico ha hecho que las confrontaciones se desencadenen en el mismo bando. En ese lío se han metido los tres mayores constructores de estructuras aeronaúticas de España.

La andaluza Alestis, la castellanoleonesa Aciturri Aeronaútica y la vasca

Aernnova andan a la greña por una cuestión de personal. La escasez de un tipo de ingeniero, los denominados especialistas en automated tape laying (ATL, moldeo de fibra de carbono automático), ha desencadenado las hostilidades hasta el punto de que los principales subcontratistas españoles de Airbus han evaluado judicializar el asunto por las cláusulas de confidencialidad asociadas a los contratos.

Alestis, Aciturri Aeronaútica y Aernnova andan a la greña

Las tres compañías participan en la construcción del A-350 de Airbus

El último capítulo de esa batalla ha sido el fichaje por parte de Alestis, participada por la Junta de Andalucía, de dos técnicos de la empresa afincada en Miranda de Ebro Aciturri Aeronaútica. "Es más una cuestión de ética empresarial que de legalidad", aseguran fuentes próximas al caso, "pero teniendo el mismo cliente (Airbus) y conociendo las dificultades para la formación de especialistas, debiera de imperar el fair play".

El caso es que la empresa andaluza no solo ha fichado en la burgalesa; también buceó en el pasado en la plantilla de Aernnova en busca de ese tipo de especialistas, hasta el punto de llevarse al menos otros dos de la planta que la firma vasca tiene en Cádiz.

Así las cosas, las quejas fluyen entre ellas de manera contundente, pero privada, y hay correos electrónicos, con copia a Airbus, en los que unos y otros se atribuyen las posibles responsabilidades en los retrasos que pudieran producirse en los proyectos de cada una. Un efecto colateral de esta batalla que puede acabar limando la confianza con el cliente común.

"La contratación de personal es libre en España", aseguran otras fuentes, dejando claro que el panorama es el que es, y el que más dinero tiene se lleva el gato al agua. Aernnova y Aciturri mantienen un estricto silencio sobre el asunto mientras estudian las cláusulas de confidencialidad de los contratos para ver qué opciones legales tiene cada cual. Fuentes de Alestis rechazaron que se trate de una política agresiva de fichajes: "Se hizo una oferta de trabajo internacional a través de Infojobs, y nos quedamos con el que llegó de Aciturri", indicaron.

En el caso confluyen intereses económicos muy fuertes, contratos muy exigentes con Airbus en calidad y en plazos, y encima entre las empresas integrantes del selecto club aeronáutico hay mucha rivalidad. Las tres son conscientes de que formar a personal en esa técnica es muy caro, y quitárselos de las manos, cuestión de dinero. Hay mucha competencia, pero "ya no es una lucha de caballeros", sugieren. "El problema es que Competencia no puede aceptar ninguna práctica entre las empresas que se asemeje a un pacto de caballeros para evitar ese tipo de fichajes. Ha habido sanciones por cuestiones parecidas, y cada una tendrá que buscarse sus propias soluciones", aseguran fuentes jurídicas.

Las tres empresas son subcontratistas de nivel uno de Airbus y tienen que construir a partir de este mismo año diversas partes del A350. El nuevo modelo del gigante aeronáutico europeo paseará por el mundo a partir del año 2012 si no se producen nuevos retrasos. El 52% de su fuselaje será de materiales compuestos. Ese es su desafío para competir con el Boeing 787 Dreamline.

Airbus ensambla el avión, pero quienes lo construyen son los subcontratistas. Fuentes del sector interpretan que Alestis, con un fuerte respaldo público, está actuando con una cierta "deslealtad" en su intento por ganar ventaja frente a los demás, además de generar una espiral imparable de subida del precio de ese tipo de ingenieros.

El encintado en fibra de carbono es una tecnología en manos de Airbus, así como sus técnicos. En el caso de España, los especialistas se encuentran en la planta que la firma europea tiene en la fábrica de Illescas (Toledo). Ahora todas las miradas y talonarios se dirigen hacia allí.

El mismo cliente, el mismo avión

Las tres empresas colaboran en los proyectos de Airbus, tanto en el campo civil como en el militar con el avión cuatrimotor A-400M. Aernnova, capitaneada por Juan Ignacio López Gandasegui, es la que más facturación tiene de las tres. Se encargará del estabilizador horizontal y del elevador del A350, un contrato de 3.000 millones en 30 años. La firma vasca, cuyo socio financiero es siendo Caja Castilla La Mancha, se escindió de Gamesa para especializarse. Una apuesta de Gandasegui que respaldó con sus bienes personales. Ha conseguido una firma con más de 3.500 empleados y una facturación en el difícil 2009 de 378 millones de euros.

La sociedad Alestis Aerospace, controlada por la Junta de Andalucía y con sede social en Sevilla, está fabricando el belly fairing, la panza del A350 XWB, por 1.000 millones de euros en 20 años, y el cono de cola, otro contrato que le reportará 700 millones adicionales. Alestis Aerospace, constituida en 2009 y con una plantilla de 1.700 personas, espera facturar, no obstante, unos 100 millones de euros este año. Su consejero delegado es Gaizka Grajales. Solo para la fabricación de las piezas del A350 invertirá más de 160 millones entre 2010 y 2013.

Aciturri Aeronaútica, el grupo castellano-leonés que preside Ginés Clemente, fabricará la zona que une el fuselaje del avión con los estabilizadores vertical y horizontal -la sección 19- y el estabilizador vertical. Son 600 millones y 1.000 millones más, respectivamente, a partir de este año. Con la compra de Aries, Aresa, Acta Tecnología y Aerosur, ha ganado entidad y se ha consolidado como suministrador principal de Airbus. En 2009 facturó 84 millones de euros.

-

Contrataciones

- Alestis Aerospace. La empresa abre una guerra de fichajes de ingenieros en moldeado de fibra de carbono (ATL).

- Aciturri Aeronáutica. Alestis capta dos ingenieros, que sus portavoces reducen a uno.

- Aernnova. Alestis fichó otros dos técnicos de la planta de Cádiz.

Protesta En julio pasado, Aernnova y Aciturri protestan ante Airbus y le advierten de posibles retrasos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de agosto de 2010

Más información