Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:NIGEL MANSELL | Campeón del Mundo con Williams en 1992 | MUNDIAL DE F1 | Gran Premio de Bélgica

"Es un misterio por qué falla el Ferrari"

Nigel Mansell (Reino Unido, 1953), campeón del mundo de F1 con Williams en 1992, acude alborotado a la cita con EL PAÍS. Llega con el tiempo justo y pide un segundo para subir a uno de los despachos del circuito de Spa-Francorchamps a ponerse una camisa blanca de comisario de la FIA, labor que desempeñará hoy durante el Gran Premio de Bélgica (La Sexta y autonómicas, 14.00). La carrera se le ha puesto muy de cara a Mark Webber, autor de la pole, y muy cuesta arriba a Fernando Alonso, condenado a arrancar desde la décima posición debido a un error de cálculo que ayer cometió Ferrari durante la última eliminatoria de la sesión de clasificación.

Pregunta. ¿En qué consiste exactamente su trabajo?

"Alonso dará muchas satisfacciones, pero el título es cosa de McLaren o Red Bull"

Webber partirá desde la primera posición y el piloto asturiano saldrá el décimo

Respuesta. Tengo que analizar los incidentes como el que acabamos de ver (la televisión muestra cómo Carlos Sainz júnior es embestido por detrás al comenzar la prueba de la Fórmula BMW), y tomar una decisión de acuerdo con la normativa de la FIA.

P. ¿Qué habría hecho usted si hubiera tenido que arbitrar el incidente entre los dos Ferrari en Hockenheim [Massa se dejó adelantar por Alonso]?

R. Estoy encantado de hablar con usted, pero no opinaré acerca de las decisiones que han tomado otros.

P. ¿Qué piensa de la prohibición de las órdenes de equipo?

R. Que la FIA tiene un reglamento que las escuderías y los pilotos deben conocer, y que depende de ellas respetarlo o no.

P. ¿Qué augura para el tramo final del campeonato?

R. Será trepidante porque hay cinco pilotos que matemáticamente pueden ser campeones, aunque todavía no sabemos qué pasará con Ferrari en la reunión del Consejo Mundial (se celebrará el próximo día ocho).

P. ¿A qué equipo ve más preparado para pelear por el título?

R. La cosa estará entre McLaren y Red Bull. En los primeros grandes premios, McLaren estuvo por delante, luego, Red Bull espabiló.

P. ¿Pero no cree que Red Bull ha desperdiciado muchas oportunidades para haberse asegurado ya la corona?

R. Cometió muchos errores al principio del curso porque es un equipo joven. Es verdad que podían haber ganado algunas carreras que se les escaparon, pero eso pasa en todos lados. La dinámica que sigue en estos momentos es completamente distinta. Webber es muy consistente y Vettel es joven, muy rápido y tiene mucho talento; será campeón algún día.

P. ¿Y qué le parece el equipo que forman Hamilton y Button?

R. McLaren tiene un dream team con dos corredores que, además de ser campeones del mundo, trabajan muy bien juntos. Cada uno tiene sus cualidades, pero ahora, con las nuevas normas y los depósitos llenos, Button saca mucho partido de su estilo de conducción. Desde el punto de vista del espectador, Hamilton es más espectacular, pero a medida que las vueltas pasan, Jenson es más efectivo porque conduce de una forma mucho más suave y eso le permite cuidar mucho más los neumáticos.

P. Usted corrió dos años en Ferrari (1989 y 1990), ¿cómo ve al equipo?

R. El F10 va rapidísimo en según qué circunstancias, pero luego, de repente, las cosas cambian y ya no va tan bien. No sé por qué le ocurre eso al coche, es un misterio.

P. ¿Y qué papel juega Alonso?

R. Alonso le dará muchas satisfacciones a Ferrari.

P. ¿Qué le parece la vuelta de Michael Schumacher?

R. Es un año muy difícil para él, pero si Ross Brawn consigue diseñar un buen coche para el año que viene, la gente podrá juzgarle como el Schumacher del pasado. Nadie puede ir rápido ni ganar carreras sin un monoplaza competitivo.

P. Pero eso no sólo le ocurre a él.

R. Ya, pero todo el mundo esperaba que llegara y ganara sobrado. Es un gran campeón que ha hecho cosas increíbles en la F1, pero muchas de las críticas que ha recibido son completamente injustas.

P. ¿A cuáles se refiere?

R. La gente esperaba mucho de él demasiado pronto. Michael ha vuelto después de no subirse a un F1 en tres años, y ha aterrizado en un equipo nuevo (Mercedes). El bólido del año pasado (Brawn GP) funcionó perfectamente, pero esta especialidad cambia a una velocidad abrumadora y no es la misma que él dejó en 2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de agosto de 2010