Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El repunte del consumo permite mantener el ascenso de la recaudación fiscal

Los tributos crecieron en julio en las tres provincias por encima del 10%

La recaudación fiscal muestra ya signos de recuperar la senda del crecimiento constante, aunque se halla lejos todavía de los niveles de 2008, procedentes de los impuestos de 2007, año en que comenzó la crisis. De hecho, todavía las tres haciendas vascas no superan a los ingresos de 2006 debido a la irregular evolución de cada una de los distintos tributor por separado.

La recaudación fiscal en Vizcaya creció en julio un 16,5% con relación al mismo mes de 2009, según adelantó ayer el portavoz de su Diputación, Juan María Aburto. El porcentaje fue ligeramente menor en Guipúzcoa en el mismo periodo al subir un 10,5%, mientras que en Álava se disparó un 18%.

El repunte del consumo y el ligero crecimiento de la recaudación del IRPF han impulsado hacia arriba los datos finales, pese a la caída de la recaudación del Impuesto de Sociedades, que todavía sigue cayendo con respecto al mismo periodo del año anterior.

Los ingresos por el IVA de Rover suponen seis puntos del aumento

Las diputaciones han recibido los datos con satisfacción, pero con cautela, debido a que unos seis puntos de esa subida hay que atribuírselos a ingresos extraordinarios. La Agencia Tributaria ha transferido a las tres haciendas un total de 435 millones correspondientes al IVA a la exportación de la empresa Rover, un viejo litigio entre las Administraciones alavesa y central que la Junta Arbitral decantó hacia Álava. En diciembre pasado, la Agencia Tributaria comunicó el ingreso en esta hacienda, pero para repartir entre las tres provincias, de los 435 millones en dos plazos. El último se ha computado en los ingresos de julio.

En concreto, el incremento de la recaudación en Álava descendería del 18% al 11,5% si no contabilizase esos ingresos extraordinarios, mientras en Guipúzcoa el 10,5% se quedaría en un 4%. Vizcaya no precisó ayer el dato de ese impacto, pero sin computar ese dinero el crecimiento de su recaudación se hubiera quedado en el entorno del 10%.

En Vizcaya, las rentas del trabajo subieron en julio un 2,5%, frente a la caída del Impuesto de Sociedades del 20%, una situación similar a la de las otras dos provincias. En Guipúzcoa, la recaudación por IRPF creció un 2,3% frente a una caída del 19,8% de Sociedades. El IVA subió en este territorio el 40,6% y otro 25% los impuestos indirectos. Álava no ha desglosado más los datos.

Por otra parte, el País Vasco experimentó el mayor crecimiento de su PIB por habitante de toda España en el periodo 2000-2009, con una subida de 11,7 puntos, según informó ayer el Ministerio de Industria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de agosto de 2010