Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
la lidia

Sergio Aguilar considera su cogida "un accidente"

"La cogida ha sido un accidente, no pasa nada". Estas fueron las primeras palabras del torero Sergio Aguilar cuando recibió en la mañana de ayer la visita de su hermano Antonio, su habitual mozo de estoques, en el hospital de Cruces, en Barakaldo (Vizcaya), según relató el portal taurino Burladero.com. La evolución de la cornada que sufrió en la boca es positiva, según los médicos que le operaron en la noche del domingo durante dos horas y que le redujeron una fractura en la nariz y los daños en el paladar.

El torero está consciente, recuerda todo lo sucedido y puede hablar y respirar sin ayuda, aunque con dificultad. El equipo facultativo decidió ayer no trasladarle a planta hasta la mañana de hoy para descartar cualquier posible inflamación o infección, debido a que las zonas afectadas son muy delicadas, ya que se trata de la garganta y las vías respiratorias altas. Esta es la razón por la que el parte médico difundido ayer considera grave su estado, aunque su vida no corre peligro.

"Ha habido suerte", señaló su apoderado, Mateo Carreño, a EL PAÍS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de agosto de 2010