Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell adeuda a los ayuntamientos 6.100 millones, calculan los socialistas

La Generalitat debe a los Ayuntamientos 6.120 millones de euros, según los cálculos del PSPV-PSOE. El importe, que supera el billón de las antiguas pesetas, se obtiene de sumar tres conceptos: la deuda histórica (que los socialistas estiman en 3.500 millones), la deuda viva (que alcanza los 2.600 millones) y la prestación de servicios que se ven obligados a realizar (92 millones al año). El secretario de Política Municipal de los socialistas valencianos, Josep Maria Àngel, afirmó ayer que si el Consell saldara esa deuda con los Consistorios se crearían 150.000 puestos de trabajo.

La deuda histórica a la que se refirió Àngel proviene de la resistencia del Gobierno valenciano a crear el Fondo de Cooperación Municipal, que fue acordado en 1999, cuando todavía era presidente autonómico Eduardo Zaplana, por la Generalitat y la Federación Valenciana de Municipios y Provincias. El importe acumulado durante esos 11 años asciende a 3.500 millones. La deuda viva está recogida en la fiscalización global de las cuentas de los consistorios hasta el año 2007, y ha sido generada por los proyectos comprometidos y pendientes de pago. Los servicios que los ayuntamientos se han visto forzados a prestar sin el apoyo del Ejecutivo autonómico, 92 millones al año, representan el 30% del presupuesto de las corporaciones locales.

Blasco lamenta que el Palau de les Arts reciba menos fondos que otras óperas

"Camps perdió una gran oportunidad para solucionar los problemas de financiación de los Ayuntamientos valencianos cuando Les Corts aprobaron la Ley de Administración Local y el gobierno de la Generalitat incumplió el compromiso de abordar simultáneamente la reforma de la financiación local", declaró Àngel, que es alcalde de L'Eliana (Camp de Túria).

Ante los recientes tijeretazos a los fondos municipales (el último ha sido el de las ayudas de los conservatorios) por parte del Consell, Àngel señaló: "No podemos olvidar que las corporaciones de los ayuntamientos somos los verdaderos protagonistas de las políticas sociales en la Comunidad Valenciana"; "cuando el gobierno de [Francisco] Camps recorta transferencias a los consistorios. Está recortando directamente las políticas sociales en nuestros pueblos y ciudades". El secretario de Política Municipal del PSPV reclamó a la Generalitat "medidas extraordinarias, urgentes y necesarias que eviten el colapso de nuestras actividades municipales".

El portavoz parlamentario del PP en las Cortes, Rafael Blasco, advirtió por su parte que el Consell revisará "con lupa" los Presupuestos Generales del Estado para vigilar las inversiones que el Gobierno programa en la Comunidad Valenciana para el año 2011. Blasco reclamó especialmente fondos para el tren de alta velocidad ("tiene que ser ya una realidad", dijo) así como que se ponga fecha a la llegada del AVE a Castellón. Y aseguró que el Palau de les Arts recibe "una cantidad mínima comparada con la otorgada a los centros operísticos españoles de la misma consideración".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de agosto de 2010