Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Metro reclama 6,5 millones a los sindicatos por incumplir los servicios mínimos

La empresa pide por vía administrativa recuperar las pérdidas de la huelgaLos representantes de los trabajadores reclaman un encuentro con la dirección

La dirección de Metro de Madrid ha planteado una demanda por la vía administrativa a los cinco sindicatos convocantes de los paros de junio y julio por el que les reclama 6,5 millones. Es el cálculo que ha hecho la compañía del coste de los dos días en que se incumplieron los servicios mínimos que dejaron sin servicio a cientos de miles de viajeros.

Los representantes sindicales pidieron ayer en una carta urgente una reunión con los máximos dirigentes de la empresa para solucionar este problema, que puede desencadenar en la ruptura de las relaciones entre dirección y trabajadores.

El inicio de la vía administrativa es el paso previo para iniciar un procedimiento en los tribunales para que sean los cinco sindicatos convocantes de los paros (UGT, CC OO, Solidaridad Obrera, el Sindicato de Conductores y el Sindicato Libre) y los 11 integrantes del comité de huelga hagan frente a las responsabilidades derivadas del hecho de que los trabajadores no hicieran los servicios mínimos del 50% fijados por la dirección de Metro.

Los conductores y UGT ven normal el proceso iniciado por la compañía

"Se trata de un procedimiento administrativo habitual, en el que, si no se alcanza un acuerdo en el acto de conciliación, se llegará hasta los tribunales", explicó una portavoz de la compañía metropolitana.La demanda está ahora en el Servicio de Mediación de la Comunidad de Madrid, que tendrá que reunir a las partes para intentar llegar a un acuerdo que satisfactoria para ambas. La petición se limita a los días 29 y 30 de junio, cuando fueron incumplidos los servicios mínimos. Metro exige en su demanda que los sindicatos reconozcan que la huelga fue durante estos días "ilegal" y que hagan frente a un pago de 6,5 millones de euros. De estos, 5,5 millones corresponden a la cantidad que Metro de Madrid dejó de percibir: 2,7 millones de euros cada uno de los días a razón de 1,6 euros por viajero y 1,7 millones de viajes. El millón de euros restante es por los daños en la imagen de la empresa que sufrió Metro, según explicó la portavoz oficial.

Los sindicatos mandaron ayer una carta a Metro en la que le piden una reunión con el gerente y con el consejero delegado de la compañía para que frenen esta demanda y se retomen las relaciones entre los trabajadores y la dirección. Uno de los más radicales ante la demanda administrativa fue el delegado de Solidaridad Obrera y miembro del comité de huelga, Manuel Hernández Suárez, que tacho de "provocación" la petición de 6,5 millones de euros. "No es lógico que se llegue a un acuerdo entre las dos partes el 17 de julio, se redacte la demanda con fecha de 23 de julio y se presente al Servicio de Mediación el 11 de agosto. No lo entendemos, sobre todo cuando están abiertos los expedientes a los trabajadores y aún faltan algunos más por llegar", criticó Hernández. "Metro no tiene legitimidad para pedirnos a los trabajadores un dinero que no han recibido por parte del Consorcio Regional de Transportes", añadió el representante de Solidaridad Obrera, que no descarta más movilizaciones si la compañía decide seguir adelante con el expediente.

Más conciliador resultó el secretario general del Sindicato de Conductores del Metro de Madrid (SCMM), Vicente Rodríguez, que tachó de "hecho normal" la demanda tras lo acontecido durante las movilizaciones de junio y julio. "Es un trámite más por parte de Metro, que es habitual en todo proceso, por lo que no podemos caer en los nervios ni en la provocación. Eso sí, lamentamos que la dirección de la compañía quiera judicializar la acción reivindicativa de los trabajadores, a la que tienen derecho", afirmó Rodríguez.

El secretario general de UGT en Metro, Teodoro Piñuela, tampoco criticó la acción de la compañía, que fue calificada como "colateral" en el proceso de huelga y negociación. "En todos los acuerdos ha habido este tipo de demandas", resumió Piñuela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de agosto de 2010