Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de un millón de afectados

Más de un millón de viajeros resultaron afectados, en concreto 1,7 millones, por la huelga del metro de finales de junio y mediados de julio. Los principales problemas se registraron los días 29 y 30 de junio cuando los trabajadores rechazaron cumplir el 50% de los servicios mínimos que había fijado la empresa. Los problemas de movilidad fueron enormes para los usuarios, que tuvieron que buscar transportes alternativos que a veces obligaban a invertir hasta el doble de tiempo para llegar al lugar de destino. A eso se unieron otras cuatro jornadas más de paros en los que sí hubo la mitad de servicio que un día normal.

El trasfondo de todo este conflicto era la reducción del 5% de los sueldos de los trabajadores, tras la aprobación por parte de la Comunidad de Madrid del proyecto de ley de medidas urgentes, que incluía esta rebaja salarial a todos los trabajadores y funcionarios del Gobierno regional. Los paros concluyeron el 19 de julio, después de que la empresa y los sindicatos llegaran a un acuerdo por el que dicha reducción se quedaba solo en el 1% de las nóminas de los trabajadores.

El ahorro de los 7,9 millones de euros previsto en el decreto se consiguió a través de la reducción de distintas partidas de gasto de personal, como formación, viajes, horas extraordinarias, bajas que no se cubrirán durante el resto del año y un recorte de los sueldos de los directivos de entre el 8% y el 15%. El 68% de los trabajadores (513 votos) respaldó el acuerdo alcanzado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de agosto de 2010