Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Días de diversión

Una feria con mucho atractivo

El ciclo taurino donostiarra ofrece todos los días alicientes para acudir al coso de Illumbe - Un interesante duelo de rejoneadores abre hoy la cita

El coso de Illumbe, aquel esperado recinto que en 1998 devolvió a San Sebastián la fiesta de los toros tras casi 30 años de sequía después de la desaparición de El Chofre, abre esta tarde una nueva Semana Grande con ocho días de intensa actividad en los que pisarán su albero todas las figuras del toreo actual.

Lejos quedan aquellas ferias de hace una década que pusieron a la capital guipuzcoana en la primera línea del panorama taurino. La afición ha dado un paso atrás en su deseo de ir a Illumbe y resulta un esfuerzo realizar un ciclo con presencia de todas las figuras con las entradas del pasado año como referente.

Motivos para acudir a los tendidos no faltarán. El cartel de mañana, con Ponce, El Juli y Castella destaca sobre el resto. Morante de la Puebla es el único diestro que repite, ya que entra el lunes para cubrir la ausencia de José Tomás, contratado en principio para ese día.

San Sebastián se decanta por un toro menos ofensivo que el de otras ferias

Junto a los punteros del escalafón se espera el tirón populista de los hermanos Rivera y también hay lugar para jóvenes como Sergio Aguilar o Daniel Luque. Con Cayetano en una discreta temporada, se desconoce a día de hoy si Rivera Ordóñez, ahora anunciado como Paquirri, estará recuperado de la lesión de abductores que le mantiene en el dique seco desde hace un mes.

En el plano de las ganaderías, el ciclo donostiarra se ha decantado por un toro menos ofensivo que en el resto de ferias vascas, pero los hierros anunciados responden a los deseos de las figuras, sobre todo en los dos primeros carteles, donde ni Garcigrande ni Núñez del Cuvillo destacan por su poder en el ruedo. Como incógnita se puede calificar la presencia de Torrestrella y Zalduendo, dos vacadas irregulares que pueden ofrecer un buen juego.

El Tajo y La Reina, propiedad de Joselito, se ganó la repetición el año pasado y siempre queda el cierre torista con los victorinos como protagonistas. Precisamente, esta puede ser la tarde de mejor espectáculo, con una ganadería dura ante la que los cuajados Diego Urdiales y Antonio Ferrera pueden dar lo mejor de sí acompañados por un Juan José Padilla muy querido en estas tierras.

Llama la atención la inclusión en el ciclo de una tarde dedicada a los recortadores con la celebración del primer Concurso Ciudad de San Sebastián, un espectáculo que se celebrará el día 18. Los saltos del valenciano Panchito o los quiebros de rodillas del turolense David Cortés están teniendo gran aceptación en diferentes lugares de Euskadi. En Bilbao han optado por ubicarlo en una matinal, mientras que en Illumbe se ha apostado por introducirlo en el tradicional ritmo de las corridas.

A las seis de esta tarde sonarán los clarines por vez primera para anunciar la presencia de los rejoneadores Hermoso de Mendoza y Leonardo Hernández, dos figuras que se citarán antes del mano a mano que vivirán en una semana en Bilbao. Junto a ellos, el desconocido portugués Luis Rouxinol, una lamentable imposición del caballero navarro para no actuar en primer lugar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 2010