_
_
_
_

Huelga de Auto Res en el fin de semana con más tráfico

Solo algunos usuarios desinformados se quedan 'tirados' en Madrid

Mientras que la amenaza de huelga en los cielos se diluía, otro paro en el sector del transporte y sin visos de arreglarse alcanzaba ayer su punto álgido. A las dos de la tarde, y hasta las 12 de la mañana del próximo lunes 16, comenzó una huelga de 70 horas en la compañía de autocares Auto Res. Los servicios mínimos funcionan al 30%.

Auto Res (propiedad del grupo Avanza) cubre Madrid, parte de Castilla y León, Extremadura y casi toda la Comunidad Valenciana. CC OO y UGT, los convocantes, rechazan 14 despidos ya consumados y otros 25 por concretar, la externalización de 105 empleados y una rebaja salarial.

La protesta coincide con las fiestas de la Asunción, una de las fechas con mayor trasiego en las carreteras españolas. Los sindicatos elevan por encima de 15.000 la cifra de perjudicados por la huelga. La empresa rechaza el número que dan los sindicatos. "El cliente acude a la taquilla, y si no hay billetes se va. Es imposible averiguar cuántos se quedarán sin tique".

Pero el caos no se produjo. Los paros se suceden desde el 30 de abril y muchos viajeros estaban al tanto. En las estaciones de Méndez Álvaro (Madrid), Valladolid, Salamanca, Vigo, Badajoz o Valencia no ocurrieron incidencias destacables, según informó personal de estas terminales.

Lisa, Charlotte y Cécile se quedaron sin tique. Las tres jóvenes francesas pensaban trasladarse ayer a Salamanca, y de ahí a la cordillera cantábrica. Se lo tomaron con humor: "No pasa nada, en Francia estamos más acostumbradas a estas situaciones". Optaron por coger el tren en Chamartín. Tampoco encontró forma de ir a Valencia el camerunés Jim, donde están sus dos hijos. "Llevo una hora dando vueltas". En la única taquilla que abrió Auto Res desde las dos de la tarde la cola alcanzó un máximo de 50 personas. La empresa ha aplazado la negociación hasta septiembre.

Pasajeros de Auto Res suben a un autobús de servicios mínimos ayer en Madrid.
Pasajeros de Auto Res suben a un autobús de servicios mínimos ayer en Madrid.ULY MARTÍN

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_