Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interceptada en Ceuta una diplomática con tres 'sin papeles' en su coche

La Policía Nacional de Ceuta ha impedido la entrada en España de una mujer, miembro de la oficina diplomática del Consulado de la República Centroafricana en Marruecos, que llevaba ocultas en su coche, un todoterreno con matrícula diplomática, a tres mujeres inmigrantes.

La mujer llevaba, además, en el asiento delantero a una niña pequeña. En el control de documentación de la frontera, los agentes comprobaron que esta no se correspondía con la verdadera identidad de la menor, por lo que procedieron a realizar un exhaustivo registro del coche.

La mujer no ha sido detenida, al no lograr cruzar la frontera. El suceso se produjo el pasado lunes en el paso fronterizo de Tarajal. La diplomática es la mujer de un canciller de la Embajada de la República Centroafricana en Rabat. El vehículo que conducía estaba lleno de bultos, entre los cuales los agentes encontraron escondidas a las tres inmigrantes subsaharianas, todas mujeres de entre 20 y 30 años.

Este es el segundo suceso en pocos días en el que personas relacionadas con la diplomacia intentan introducir a inmigrantes de forma ilegal de Marruecos a España.

Funcionario detenido

El pasado jueves, la Guardia Civil de Ceuta detuvo a un funcionario del Consulado de Benin en Marruecos que acaba de cruzar la frontera hacia España con dos inmigrantes subsaharianos, un hombre y una mujer embarazada, escondidos en su vehículo, que también tenía matrícula diplomática.

A pesar de las altas temperaturas, los inmigrantes estaban tapados con mantas y colchones. Al conductor del coche, un Peugeot 405, le fallaron los nervios cuando la Guardia Civil le pidió la documentación, lo que levantó las sospechas de los agentes.

El hombre, de 30 años y de la República del Congo, iba en el maletero, tapado con mantas y ropas e indocumentado. La mujer, de 32 años y de Costa de Marfil, estaba escondida detrás de uno de los asientos traseros, oculta con mantas y colchonetas.

Hacía un par de años que los agentes de la frontera de España con Marruecos no interceptaban a personas relacionadas con la diplomacia de sus países intentando pasar a inmigrantes de forma ilegal al territorio español, utilizando coches con matrícula diplomática para intentar rehuir los controles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de agosto de 2010