Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INTENTO DE COMPRA AL RECREATIVO DE HUELVA | La corrupción en el fútbol

La 'Ducati 350' y los '200 libros'

Según se acercan las jornadas clave para el ascenso a Primera División, Enrique Ortiz, imputado por cohecho, fraude y tráfico de influencias por el caso Brugal, se siente vigilado. Las conversaciones con sus colaboradores -en este caso su presunto intento de comprar al Recreativo de Huelva, en la jornada 38- se vuelven crípticas.

Colaborador: He estado con el amigo.

Ortiz: ¿Con el amigo deportista? [Por, supuestamente, Tote]

Colaborador: Exactamente.

Ortiz: ¿Y está la cosa bien o qué? [...]

Colaborador: Escúchame es que si se arregla ahora está todo claro ya, eh...

Ortiz: Vale, venga y qué, ¿cómo se llama?

Colaborador: La Ducati 350 [por, presuntamante, la cantidad de 350.000 euros]

Ortiz: Vale, dile que sí.

Colaborador: Más lo otro.

Ortiz: ¿Cómo que más?

Colaborador: Sí.

Ortiz: ¿Estamos locos o qué?

Colaborador: No, no, no, escúchame una cosa. Escúchame que yo llevo dos horas hablando, eh...tiene que ser así, o sí, o sí... y tenemos ya el tema arreglado.

Ortiz: Pero aparte, ¿aparte de lo que tiene?

Colaborador: Sí, lo que tiene en casa porque las potencias exteriores son muy gordas.

En otra ocasión, Ortiz habla con un allegado.

Allegado: Dígame usted, porque me llevas un lío de mucho cuidado [...]

Ortiz: Escúchame, tú olvídate de lo tuyo, lo que tiene que hacer con la prima es lo que yo le he dicho a Luis, y lo que pasa es que tengo que confirmarlo con Valentín y demás [...]

Allegado: Sí, pero los 200 libros [por, supuestamente, 200.000 euros] [...] Los 200 libros que tengo en casa, que no los tengo que echar...

Ortiz: No, no.

Allegado: ¿Me olvido de eso?

Ortiz: Olvídate [...] Tienes que tener preparado 300.000, porque esos no son míos [...].

Allegado: Pero escúchame una cosa.

Ortiz: 300.000 euros.

Allegado: Es que yo no tengo...[...] Escúchame Enrique, y que, esos 200.000 a mí no me los han dado.

Ortiz: Ya lo sé [...] Dios mío, ya lo sé. No son míos, no te los van a dar. Vale, ya lo tengo claro, prepara los 300.000, que yo hablaré con Valentín. [...] Para ver si se le dan 300.000, 100.000 o 20.000. No tiene nada que ver, que el banco los tenga preparados.

Allegado: [...] Vale, que yo ya ahora he dado orden para que se preparen, 200, los 300.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de agosto de 2010