Las terrazas de El Carme echarán el cierre a la una

Los plazos para que el barrio de El Carme en Valencia se convierta en la cuarta ZAS (zona acústicamente saturada) de la ciudad se establecieron ayer. La concejal de Contaminación Acústica, Lourdes Bernal, anunció que las medidas cautelares previas a la declaración de El Carme como ZAS se empezarán a aplicar en septiembre, mientras el Ayuntamiento estudia las alegaciones y entrega su informe a la Consejería de Medio Ambiente para concluir con su aprobación definitiva. La restricción más polémica, que no se aplicará hasta que la ZAS funcione plenamente, lo sufrirán los bares. Sus terrazas, que ahora cierran a la 1.30 lo harán media hora antes.

La federación de hosteleros valencianos se mostró satisfecha con las medidas cautelares, a saber, los cortes selectivos de tráfico, un mayor control policial, el recorte del horario de las tiendas de conveniencia (establecimientos de comida rápida) y la suspensión en la concesión de licencias para nuevos bares. La federación entiende que el horario de las terrazas podrá discutirse mientras se tramita definitivamente la ZAS.

Los vecinos, en cambio, consideraron que se trata de una "declaración tibia y ambigua". Antonio Cassola, portavoz de la asociación Amics del Carme, apuntó que se siente "decepcionado" y que el Consistorio ha perdido una oportunidad. Bernal, que lleva meses negociando con ambas partes, explicó que se intentaron aunar posturas pero que "nunca llueve a gusto de todos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 31 de julio de 2010.

Lo más visto en...

Top 50